Dic 15, 2018
321 Views
0 0

Absolvieron a ex Intendente de Antofagasta de la Sierra

Publicado por

El Tribunal Oral Federal lo resolvió por unanimidad. Los fundamentos se conocerán la próxima semana. Para los acusados, la denuncia tenía intereses políticos.

Luego de tres jornadas de debate, el Tribunal Oral Federal resolvió absolver al ex intendente de Antofagasta de la Sierra Carlos Fabián (FJV) y a su ex secretaria de Hacienda, Cynthia Romero, tras considerar que no fueron responsables por los delitos de fraude a la Administración Pública ni malversación de caudales públicos en la construcción del Centro de Integración Comunitaria para la localidad de El Peñón. Aunque los fundamentos se conocerán el próximo viernes, tanto Fabián como Romero consideraron que confiaban en la Justicia porque la obra está hecha; y cargaron contra el denunciante, el ex senador Luis Rodríguez: “Es el diablo vestido de cordero”, dijo el ex intendente.

Los jueces Juan Carlos Reynaga, Adolfo Guzmán y Enrique Lilljedahl consideraron que no existió motivo para culpar a Fabián y Romero por el delito de fraude y malversación, y los absolvieron en los términos del artículo nº402 del Código Procesal Penal, que establece que “la sentencia absolutoria ordenará, cuando fuere el caso, la libertad del imputado y la cesación de las restricciones impuestas provisionalmente, o la aplicación de medidas de seguridad, o la restitución o indemnización demandadas”. En este caso, ambos imputados habían llegado en libertad al juicio y la Fiscalía había solicitado tres años de prisión en suspenso para Fabián, y un año y medio para Romero, más la inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos.

Tras conocerse el fallo, el ex intendente destacó que “se hizo verdadera justicia”. “Quedó acreditado que la obra existe y que el dinero se invirtió en eso. Pudo haber algunas demoras por la readecuación del proyecto, pero no hicimos nada que no estuviera autorizado por Nación”, dijo Fabián, quien consideró que este proceso se basó en una denuncia “política y mediática”.

“Esto fue todo un circo montado por (el ex senador, Luis) Rodríguez, que es el diablo disfrazado de cordero. Ahora haremos todas las acciones legales que correspondan en su contra. Es un personaje mediático, foráneo a Antofagasta de la Sierra y que se instaló allá para sacar un beneficio propio”, disparó el ex intendente y recordó que tiene una condena en su contra para devolver 200.000 dólares “porque por entonces regía el uno a uno”.

Fabián consideró que pasó “por un momento incómodo”, que tiene “la mente y conciencia tranquilas por mi accionar” y aseguró que por el momento no está interesado en volver a participar en política.

Por su parte, la contadora Romero también cargó contra Rodríguez al momento de decir sus últimas palabras antes de la sentencia. Aseguró que el ex senador “montó un película que el fiscal compró”. “Ni siquiera es la misma persona que conocí. Se vistió de corderito, quiso hacer creer que El Peñón estaba afectado, cuando no le interesa el bienestar de la gente. Cuando conocí Antofagasta de la Sierra no tenían luz, no tenían telefonía, había niños con hambre, eran una población con una vida indigna. Y Rodríguez tuvo los mejores momentos de los recursos nacionales y provinciales, y se valió del municipio para mantener su nivel de vida”, disparó.

En ese sentido, dijo que la de Rodríguez “más que oposición, fue una permanente obstrucción”. “No entiendo por qué estoy sentada acá si la obra está hecha, no hubo ni una observación al respecto. Nunca recibí un reparo o algo que me haga advertir que actué de manera ilegal o fraudulenta”, dijo.

Por último, aseguró que Rodríguez “y su grupo” ejercieron violencia sobre ella. “El ‘efecto Thelma’ también me tocó a mí, porque ese señor que denuncia cada vez que me veía por la calle me gritaba y me insultaba”, denunció la ex funcionaria.

El abogado defensor de Fabián, Gustavo Martínez Azar, destacó que fueron fundamentales las últimas pruebas incorporadas, entre otras cosas un pericia de Gendarmería. “Se comprobó que la obra existe, que allí funcionó la escuela de El Peñón mientras la refaccionaban. Demorarse en una obra no es delito”, explicó en sintonía con su alegato. Además, insistió en que la causa no tenía sentido. “Tenía un alto condimento político, Rodríguez planteaba la obra como una gestión suya”, opinó.

Seccion:
Belén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.