Aseguró que dos sujetos la violaron pero las investigaciones indican que el abuso no fue concluyente

0
Nota leida 522 veces
La causa que investiga la denuncia de una joven que aseguró ser secuestrada por dos desconocidos que la violaron en Quebrada de Moreira tomó ayer un giro inesperado tras conocerse que el protocolo de abuso no señaló claramente que la interacción sexual hubiese sido forzada.
    Fuentes judiciales a las que tuvo acceso El Esquiú.com indicaron que las pericias médicas señalan la existencia de actividad sexual, pero no confirman que hayan sido forzadas, es decir que no se hallaron en la joven las lesiones características de un ataque sexual, ni signos de agresión física alguna.
Asimismo, los investigadores analizaron pormenorizadamente la declaración que la joven de 30 años expuso en su denuncia y de ella surgirían cuantiosas contradicciones.
    Llamada
Un detalle que llamó la atención de los investigadores fue que la joven aseguró que durante el periodo en que estuvo privada de la libertad por sus captores, éstos la obligaron a llamar a su madre para despedirse de ella. Si bien fuentes oficiales confirmaron que la joven efectivamente hizo el llamado, esa porción de su relato resultó poco coherente.
    Asimismo, la joven habría asegurado que era estudiante universitaria y se dirigía a la Unca, pero se habría conocido que en momentos del presunto hecho acababa de salir de una sesión con su psicólogo.
Compartir
COMENTA CON FACEBOOK

DEJA UNA COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here