Oct 25, 2018
77 Views
0 0

Bajo un clima de tensión, el Presupuesto iba a obtener media sanción

Publicado por

El oficialismo defendió los recortes con la pesada herencia. El kirchnerismo denunció la desinversión para pagar al FMI.

En el marco de un clima de tensión, la Cámara de Diputados se encaminaba anoche a otorgar media sanción al proyecto de Presupuesto 2019, después de que dentro y fuera del Congreso se produjeran violentos incidentes.

Tras varias horas de sesión y una prolongada suspensión por los hechos de violencia, el Gobierno sacaba cálculos provisorios, con los que aspiraba a obtener los votos suficientes para obtener la media sanción al cuestionado Presupuesto.

Cambiemos estimaba que contaba con entre 130 y 135 votos para avanzar en la primera parte del camino para convertir en Ley el Presupuesto que anunciaba como de “déficit cero”. Las negociaciones se desarrollaron durante toda la jornada.

La sesión comenzó pasadas las 11.30 con un quórum apretado de 129 legisladores; mientras afuera del Congreso comenzaban a producirse las primeras corridas y enfrentamientos.
La tensión se respiró desde el primer momento, luego del discurso de Luciano Laspina (PRO), cuando un comando de diputados del Frente para la Victoria desplegó banderas de Estados Unidos en pleno recinto, y luego se acopló la diputada de Red por Argentina, Victoria Donda, con una gigantografía de la titular del FMI, Christine Lagarde, con la banda presidencial argentina.

Las palabras de Laspina apuntaron a los años de “descontrol fiscal” de los gobiernos kirchneristas y pidió “no castigar al Gobierno que le tocó pagar los platos rotos de la fiesta populista”.

El primero en responder fue el ex ministro de Economía Axel Kicillof, que calificó de “fracaso absoluto” el Gobierno de Mauricio Macri y rechazó que el oficialismo siga montándose en el relato de “la pesada herencia”, cuando transcurridos tres años de gestión “empeoraron todo”.

Kicillof advirtió que el ajuste de $550.000 millones planteado tiene como contracara un gasto total por pago de intereses de 596.000 millones, con lo cual “cada peso” que se quita de inversión “se va por la canaleta de la deuda externa”, dijo.
Durante el debate también hubo cruces entre Nicolás Massot, jefe del bloque PRO y su par kirchnerista y ex ministro de Educación Daniel Filmus, que casi terminan a las piñas.

Voto catamarqueño

Se estimaba que el presupuesto se votaría en Diputados cerca de las 3 de la madrugada. Hasta el cierre de esta edición, se había informado que la posición de los diputados afines al Gobierno provincial, Gustavo Saadi y Silvana Ginocchio, dependía de tratativas que se realizaban hasta último momento para atenuar el impacto del ajuste en la provincia.

En este sentido, es clave la posibilidad de obtener fondos para reemplazar la quita del subsidio al transporte.

Según trascendió, la gobernadora Lucía Corpacci estaba en Buenos Aires para seguir de cerca las negociaciones.

Por otra parte, la diputada Verónica Mercado (FV) había expresado su profundo rechazo al “presupuesto del ajuste”, en tanto que los diputados Eduardo Brizuela del Moral y Orieta Vera acompañarían el proyecto nacional.

Palabras Claves:
Seccion:
Economía · Política

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.