EL PASADO DOMINGO

Comprometedor hecho de violencia de género en Belén

0
Nota leida 116 veces
David Ríos

Un estremecedor hecho de violencia de género ocurrido el último fin de semana en Belén involucra a la gestión del intendente de ese departamento, Daniel “Telchi” Ríos, nada menos que por el encubrimiento del caso: una golpiza propinada por el hermano del jefe comunal, David Ríos, a su pareja, una mujer de apellido Acosta.

David Ríos

Según pudo conocer este diario, el hermano del Intendente belicho agredió a su pareja el domingo por la noche, después de una cena en la que se había bebido en exceso. Familiares de la víctima describieron que “el problema fue por unos mensajes sin importancia que encontró Ríos” y fueron los que desataron una escena de celos que derivó en el ataque. Después de eso, según las versiones, el atacante “le reventó toda la cara y la desfiguró, la privó de hacer la denuncia”. La madre de la mujer, advertida por su hija del ataque, fue a verla, y al notar su estado fue ella misma a realizar la denuncia, ya que Acosta no se atrevía por las amenazas de su pareja, que también amenazó con golpear a sus hijos.


Una vez que la policía llegó al lugar le pidió a la abuela de los chicos que los lleve a otro lado hasta que el hombre fuera detenido, porque en varias oportunidades el agresor se resistió a la autoridad y también golpeó a un uniformado hasta que lo pudieron reducir.


Estos hechos, de por sí inaceptables, adquieren una gravedad desmedida cuando conocemos que la principal referente de Ni Una Menos, Mercedes Robledo, quien además es directora de la Infancia, La Mujer y la Tercera Edad, fue la principal encargada de encubrir el episodio y tratar de que no tome estado público, ni mucho menos que llegue a los medios, y todo ello por ser funcionaria del Intendente Ríos, hermano del agresor.
Vemos así un nuevo hecho de la democracia vulnerada, el mal funcionamiento de las instituciones y las ONG que se enfrentan y luchan contra la violencia de género, en el caso que nos ocupa, son las principales encargadas de encubrirlo, taparlo, para que nadie conozca la realidad de tan aberrante caso, en clara complicidad con las más altas autoridades de la Municipalidad de Belén.
Provoca estupor y gran dolor que este hecho haya sucedido en este departamento, ya que es uno de los lugares de la provincia donde hay más violencia de género, y evidentemente el accionar de las autoridades estatales, policiales y judiciales no están contribuyendo a disminuir este flagelo, sino que, al intentar encubrirlo, pretenden naturalizarlo
.

COMENTA CON FACEBOOK

DEJA UNA COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here