Diputado Augusto Barros

El estadio es un monumento a la corrupción y lo más claro de cómo actuó el FCyS

0
Nota leida 380 veces
"La oposición se preocupa más por la calesita cuando yo me preocuparía mas por el zamba en que se ha transformado el Estadio Bicentenario que en cualquier momento se cae", afirmó el diputado provincial Augusto Barros (FPV-PJ) al referirse a la decisión de la provincia de reclamar un resarcimiento económico a la empresa Capdevilla por 36 millones de pesos.
El legislador recordó que en forma permanente ha hecho público el estado lamentable en que se recibió el Bicentenario al no cumplirse la mínima exigencia en materia constructiva que termino con la decisión del Gobierno en realizar el reclamo judicial.
"La empresa que pertenece a un referente importantísimo del Pro busco todos los vericuetos legales a los fines de no hacerse cargo ni responsable de la obra", denunció Barros en el programa "Me verás volver".
No obstante, agregó, que con los informes en la mano el Gobierno de la Provincia, a través de Fiscalía de Estado vio la necesidad que se pongan en funcionamiento los resortes judiciales a los fines de que "el erario público recupere una parte de lo que ha sido saqueado por una obra que es el emblema de la corrupción".
El diputado no descartó que la empresa Capdevilla busque la manera de que no avance este reclamo presentando concurso preventivo para declararse insolvente. "Independientemente de eso seguiremos insistiendo en el reclamo", auguró.
También se mostró intrigado por conocer la opinión de los legisladores de la oposición que "son rápido para distintos matices acusatorios en hechos de corrupción a nivel nacional del gobierno pasado y no en situaciones como estas" y agregó que "quisiera saber qué opina el diputado Rubén Manzi, si no lo comprende las generales de la ley, o que opina sobre el particular el presidente del bloque del FCS y del partido radical".
Más allá de ello consideró que "con las pruebas en la manos sabemos que ese estadio estuvo realizado fuera de las condiciones establecidas. Es un monumento a la corrupción porque es lo más claro de cómo actuó el FCS en el apuro, con materiales que no corresponden, con un piso no compactado correctamente, con vigas que se van asentando y que han producido un quiebre en una de las tribunas y que pone en riesgo al resto del estadio".
Finalmente el diputado Augusto Barros señaló que la provincia está requiriendo judicialmente para restablecer o reconstruir toda la parte fallada a los efectos de que se pueda habilitar. "La obra está realizada, el espacio ocupado y sería una irresponsabilidad más grave si no se consolidara el mismo a partir de esta deuda que se tiene poner al día la empresa constructora además de rendir cuentas correspondiente" concluyó.
Compartir
COMENTA CON FACEBOOK

DEJA UNA COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here