Encontraron una bebé muerta en una planta de residuos

0
Nota leida 742 veces
Hacía mucho frío. Ayer, en las primeras horas de la madrugada, en la Planta de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) de El Pantanillo, dos jóvenes buscaban algo para dar de comer a unos chanchos. Encontraron una bolsa y pensaron que podía ser útil. Al abrirla, descubrieron que había una bebé recién nacida. El instinto los impulsó a abrigarla y llevarla al fuego pero ya era tarde. Había muerto por el frío.
 
La fiscal Myrian López está a cargo de la investigación. Hay algunos indicios y a la pequeña se le realizaron análisis bioquímicos a fin de extraer muestras que permitan establecer el ADN y poder comparar patrones. Se pudo saber que la bebé murió por hipotermia. Fuentes policiales informaron que se arrestó a una mujer en el marco de la investigación. También se buscó el testimonio de los conductores de los camiones recolectores para precisar detalles sobre los recorridos realizados en el último turno.
 
De acuerdo con fuentes consultadas por El Ancasti, el camión recolector había ingresado al predio de la Planta de RSU a las 00.27 de ayer. Varias personas estaban esperando porque en la basura encuentran un modo de vida. Están los que buscan algo para comer y los que quieren rescatar algo de entre los desechos para reciclar o comercializar. Un muchacho buscaba desperdicios para alimentar a unos chanchos. Él encontró una bolsa y "sintió que era como carne”, se indicó. La dejó a un costado y siguió buscando entre la basura. Luego, al abrirla, encontró a la bebé.
 
Sorprendido por el hallazgo, llamó a un amigo que junta metales como cobre y bronce. Entre los dos muchachos levantaron a la bebé con la idea de socorrerla. Uno de ellos se sacó la campera que tenía para abrigarla. La arroparon con lo que tenían encima e hicieron todo lo que pudieron para cobijarla. Como noche de invierno que era, hacía mucho frío y las personas que fueron a cirujear, como lo hacen habitualmente, improvisaron fogatas para menguar el frío y pasar el rato. La acercaron a una fogata para darle un poco de calor pero ya era tarde.
 
Las fuentes destacaron la buena intención de estos jóvenes, que sin tener casi conocimientos ni saber leer ni escribir, por instinto o sentido de humanidad, se despojaron de lo poco que tenían para ayudar a esta indefensa bebé que tenía pocas horas de nacida.
 
 
Otro de los casos fue el año pasado en Belén
 
A 300 kilómetros de la Capital, en Belén, en mayo de 2016 habían aparecido los cuerpos de dos bebés, presuntamente mellizas. Estaban en un basural cerca del río homónimo, o como le dicen los belichos "el río de la basura”. De acuerdo con las primeras pericias, habrían muerto por asfixia o hipotermia. Cada pequeño cadáver pesaba apenas poco más de dos kilos.
 
Se estimó que la muerte se habría producido entre 24 y 48 horas antes del hallazgo y que la causa pudo ser un paro cardiorrespiratorio, como consecuencia de una asfixia o hipotermia. Desde la Circunscripción Judicial de Belén se había ordenado que se realizaran las autopsias
correspondientes, que en forma preliminar revelaron que "las bebas habrían nacido con vida y en término".
 
Los cuerpos presentaban desgarros y lesiones que al parecer fueron provocados por animales, y se espera la autopsia "donde se determinará si es que las bebas pertenecían a una misma madre y se trataría de mellizas o gemelas".
Compartir
COMENTA CON FACEBOOK

DEJA UNA COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here