FUE EN UN RECITAL DE ARIANA GRANDE

Explosiones en un recital

0
Nota leida 137 veces
Al menos 19 personas murieron y otras 50 resultaron heridas anoche, al término de un concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande en el Manchester Arena de esa ciudad británica donde se produjeron explosiones, según había informado la Policía de esa ciudad.
"Los servicios de emergencia están respondiendo a versiones de una explosión en el Manchester Arena. Hay un número de muertos confirmados y otros heridos", informó la policía en un comunicado, mientras un equipo de artificieros inspeccionaba el lugar.
La artista estadounidense cuenta con una importante cantidad de seguidores adolescentes, por lo que la mayor parte de los presentes durante el recital y según los  primeros testimonios, no superaba, en su mayoría, los 20 años.
Si bien en un principio se hablaba de que la cantante había fallecido en el lugar, rápidamente los representantes salieron a desmentir las versiones.
Poco antes de las 23.00 locales (22.00 GMT), empezaron a circular en las redes sociales noticias de dos explosiones en el pabellón británico, al término del concierto de la estadounidense, mientras que algunos testigos también hablaban de disparos.
Ante la  falta de la reacción de la primera ministra Theresa May hasta anoche, el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, lamentó "el terrible incidente en Mánchester".
"Mis pensamientos están con todos los afectados y con nuestros eficientes servicios de emergencia", escribió Corbyn en la red social Twitter.
Las imágenes de televisión mostraban a la policía y a los servicios de emergencia llegando en grandes números al pabellón, mientras que el servicio ferroviario fue suspendido, y los pasajeros fueron evacuados.
"Ariana Grande acaba de retirarse tras el telón y habían encendido las luces cuando hubo esa gran explosión y una nube de humo. Vi a cinco personas ensangrentadas", dijo al diario The Guardian un joven de Sheffield (norte de Inglaterra).
El grado de amenaza de atentados en el Reino Unido es "severo", el segundo más alto en la escala de las autoridades, y significa que es altamente probable que haya atentados. El primer grado es el de "crítico", que se activa en caso de amenaza inminente.
El último atentado que sufrió el Reino Unido se produjo en marzo, cuando un hombre embistió con su coche a los transeúntes que paseaban cerca del Parlamento, antes de matar a un policía que custodiaba el edificio, dejando en total seis muertos, además del agresor, que fue finalmente abatido.
Compartir
COMENTA CON FACEBOOK

DEJA UNA COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here