Dic 15, 2018
420 Views
0 0

Hallazgo arqueológico en Andalgalá

Publicado por

Los objetos pasarán a formar parte del Museo Arqueológico ‘Samuel Alejandro Lafone Quevedo’.

Personal local dependiente de la Dirección Provincial de Antropología del distrito Potrero, del departamento Andalgalá, trabajó en el hallazgo de ollas indígenas que fueron encontradas por vecinos del lugar.

El equipo del Museo Arqueológico “Samuel Alejandro Lafone Quevedo” contó con el importantísimo apoyo de adscriptos provenientes de la municipalidad local y con la colaboración de un numeroso grupo de amigos del museo.

Las actividades arqueológicas dieron por resultado el ingreso de un número aproximado de 40 piezas de arte prehispánico a la colección del Museo. Las piezas arqueológicas rescatadas en su mayoría son vasijas de cerámica, aunque también fueron halladas algunas puntas de flecha, aros de cobre y un disco cóncavo de bronce. La labor arqueológica consistió en el registro minucioso de los hallazgos para una acabada interpretación cultural.

Según se pudo conocer, el hallazgo consiste en un entierro colectivo de Urnas, práctica funeraria desarrollada en el ámbito local que tiene una antigüedad entre 600 y 1000 años.

Según trascendió los objetos serán acondicionados a la brevedad para ser mostrados a los visitantes del Museo.

En este sentido, la Institución goza de dos nuevas y amplias vitrinas entregadas por DECAVIAL – ESUCO – UTE, empresa a cargo de la obra de asfaltado de la Ruta Provincial Nº46, con el propósito inicial de ser destinadas a la puesta en valor del patrimonio recuperado en 2017, en Quebrada del Cura.

El museo alberga cerca de quinientas piezas de cerámica, piedra y metal. La mayor parte del material expuesto corresponde a las culturas de Belén, Aguada, Andalgalá, Inca, Yokavil, Famabalasto y Santa María, entre otros.
 
Más hallazgos

En el mes de septiembre David Álvarez Candal, responsable del Museo Arqueológico Samuel Lafone Quevedo, explicaba que una vecina del barrio Chaquiago sur informó la presencia de un mortero comunitario que se encontraba sobre el arroyo del Huayco, por la parte norte.

Con respecto a la pieza, que es de grandes dimensiones, se utilizaba para el procesamiento de los granos que se deben haber cosechado en un espacio cercano; cabe acotar que éste se encuentra a la vera del arroyo que atraviesa la geografía del departamento.

“Varios grupos familiares hacían una junta de granos en las cercanías; tiene que ver con una solidaridad de grupo que existía bastante en la organización económica y social de las poblaciones locales antes de la llegada de los colonizadores europeos. Hay cierta idea indigenista actual que da cuenta que estos lugares, con la ayuda de agua que se echa dentro de los morteros, permiten la observación astronómica, explicó el responsable del Museo.

Palabras Claves:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.