Oct 26, 2018
93 Views
0 0

Indagan hoy al policía detenido por robo en la distribuidora quilmes

Publicado por

El único arrestado por el violento asalto a mano armada a la distribuidora Quilmes fue imputado ayer por robo agravado por el uso de arma y además, quedó alojado en la dependencia policial en calidad de detenido.

El sujeto, que se desempeña como cabo de la Policía de la Provincia fue trasladado en dos oportunidades a Fiscalía General en medio de un descomunal operativo de seguridad, vistiendo uniforme policial, encapuchado y esposado.

Ayer también se realizó la rueda de reconocimiento donde las víctimas -la dueña de la distribuidora y un empleado-, no lograron reconocer al acusado, quien según fuentes judiciales, habría participado del ilícito llevando en la cabeza un casco protector.
En este marco, su madre, su pareja y otros familiares aseguraron que el hombre no tiene nada que ver con lo que se lo acusa.
“Estoy seguro que mi hijo no es capaz de hacer eso que le acusan. El estaba trabajando y no puede ser todo eso que dicen”, aseguró la progenitora. Por su parte, una joven que aseguró ser pareja del detenido, consideró que se trata de una “maniobra para ocultar lo que realmente pasó”, y cuestionó el accionar de la Fiscalía a cargo de la investigación: “¿Cómo puede ser que los rastrillajes en el lugar del hecho fueron realizados varias horas después del asalto porque la dueña del lugar no permitía que los peritos ingresen?”, disparó.

Y agregó: “Acá hay algo muy raro, porque no nos están diciendo qué es lo que se sabe, lo que realmente pasó”.
El sujeto, que permanece alojado en una dependencia policial, deberá concurrir hoy a Fiscalía donde se llevará a cabo la indagatoria, que estará a cargo del fiscal de instrucción N°3 , Javier Herrera.

Mientras tanto, como sucede en los casos en los cuales personal policial es vinculado con actividades ilegales, el cabo fue pasado a disponibilidad mientras la Justicia continúa trabajando en la investigación del hecho.

Otras fuentes consultadas por El Ancasti informaron que las imágenes captadas por las cámaras de seguridad instaladas en la distribuidora y en la zona fueron determinantes en la investigación, y permitieron dar con el paradero del hasta ahora único acusado.

La aprehensión del uniformado fue llevada a cabo el miércoles a la tarde cuando patrullaba la jurisdicción de la comisaría Décima, en la que trabajaba.

Se pudo conocer que en inmediaciones de la ruta nacional N°38, personal de Investigaciones lo interceptó y trasladó a la base de Investigaciones en calle Tucumán, donde quedó a disposición de la Justicia.

Se dio a conocer que hasta ayer se pudo reunir un importante cúmulo de pruebas en el marco de la investigación, conformado por testimonios, y elementos que serían contundentes.

Fuentes vinculadas a la investigación aseguraron que las pruebas apuntan al sujeto, quien habría participado del atraco a mano armada registrado el sábado, en el local comercial de Alem al 600. Sin embargo, las pruebas no arrojaron indicios sobre el paradero del otro sospechoso que no se desempeñaría como personal policial. Y es que desde el inicio de la causa se efectuaron 6 procedimientos en distintos sectores de la Ciudad.

El robo ocurrió el sábado a las 23.45. Según se informó, dos sujetos vestidos de policías llegaron a las instalaciones y uno de ellos, ocultando su rostro pidió que abrieran la puerta: “Pelado, abrime que me olvidé la campera”.

Minutos antes se había retirado del lugar el policía que habitualmente permanece apostado como consigna.

El empleado abrió la puerta. El malviviente lo empujó al tiempo que ingresaba el otro delincuente. Tras reducir a las victimas sustrajeron dos bolsos con más de $1.300.000 y se dieron a la fuga.

La denuncia fue realizada al día siguiente por pedido de la damnificada.

Palabras Claves:
·
Seccion:
Catamarca · Policiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.