La Justicia suspendió la actividad minera en Bajo de La Alumbrera y Bajo El Durazno

0
Nota leida 46 veces

Con fecha 10 de julio, la Cámara Federal de Tucumán, integrada por los jueces subrogantes Raúl Bejas y Guillermo Molinari, resolvió suspender de manera inmediata la actividad en los emprendimientos mineros Bajo La Alumbrera y Bajo El Durazno. La interrupción se mantendrá hasta tanto se realicen estudios periciales para medir el alcance de la contaminación y degradación del medio ambiente provocadas por la explotación de las minas.

Además se ordena a la empresa concesionaria de ambas minas, Alumbrera Limited, y a YMAD (Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio) a cumplir con la contratación de un seguro de cobertura con entidad suficiente para garantizar el financiamiento de la recomposición del posible daño ambiental.

La causa que dió origen a la medida cautelar se inició en 2010 cuando un grupo de vecinos de Andalgalá presentaron una acción de amparo por daño ambiental en contra de la empresa Minera Alumbrera Limited e YMAD y, asimismo, solicitó el dictado de una medida cautelar con el objeto de que se ordenara la suspensión inmediata de la actividad minera llevada a cabo en los yacimientos mineros denominados Bajo la Alumbrera y Bajo el Durazno, ambos ubicados en la localidad de Andalgalá. Esto hasta tanto se realizaran informes periciales para medir el alcance de la contaminación y degradación del medio ambiente producido por las filtraciones originadas en el dique de colas -entre otros factores contaminantes-, y hasta que las demandadas acreditaran haber cumplido con la contratación de un seguro de cobertura con entidad suficiente para garantizar el financiamiento de la recomposición del daño, según lo dispone la Ley General del Ambiente.

Para llegar a la aceptación de su pretensión, los ambientalistas superaron diferentes etapas jurisdiccionales.
En primera instancia, por sentencia de fecha 29 de abril de 2010 se rechazó la cautelar y el fallo fue confirmado en segunda instancia por la Cámara Federal de Tucumán el 9 de abril de 2012 por entender que la medida solicitada vulneraba la garantía de defensa en juicio, ya que implicaba resolver sobre el fondo de la cuestión y reconocer previamente la existencia de contaminación ambiental provocada por la actividad de la Alumbrera. 

Luego los demandantes intentaron llegar a la Corte Suprema de Justicia a través de un recurso extraodinario pero el mismo fue denegado por lo que, junto al Fiscal General, recurrieron en queja al máximo tribunal que el 23 de febrero del año pasado decidió hacer lugar a las quejas y declarar procedentes los recursos extraordinarios; dejar sin efecto la sentencia apelada y devolver los autos al tribunal de origen, a fin de que se dicte un nuevo pronunciamiento con arreglo a lo resuelto.

La Corte Suprema consideró que en las instancias precedentes se había omitido considerar la existencia de un informe pericial que acreditaría la contaminación generada por la empresa demandada y su potencial incremento en caso de no disponerse la cesación de la actividad minera en cuestión.
Regresado el expediente a la Cámara Federal de Tucumán (con una integración diferente a la que antes había fallado en contra de la cautelar), ésta valoró el informe percicial  efectuado en la causa “Flores Juana Rosalinda y otro c/ Minera La Alumbrera Limited s/ daños y perjuicios” en el que se señala que el “dique de colas” (presa de residuos construido para retener temporalmente efluentes líquidos procedentes de las plantas de tratamiento) fue construido sobre un terreno con elevada permeabilidad, lo que compromete “la impermeabilidad de dicho dique”. De esta manera la Cámara interpretó que “si los efluentes residuales almacenados en el dique son tóxicos, los mismos se podrían filtrar causando al ambiente y por consiguiente a la vida humana, vegetal y/o animal que en él se ubica, daños que podrían tornarse irreversibles e incluso afectar a las generaciones futuras”.

Otro de los puntos que tuvieron en cuenta los jueces en los fundamentos de la resolución es que la “restauración de la calidad de un acuerífero deteriorado por el ingreso de uno o varios contaminantes, constituye una tarea complicada en el aspecto técnico y generalmente de altísimo costo, siendo muy compleja su restitución a su condición original”.

Teniendo en cuenta estas razones se hizo lugar a la solicitada medida cautelar y se ordenó la “suspensión inmediata de la actividad minera llevada a cabo en los yacimientos mineros denominados Bajo de la Alumbrera y Bajo el Durazno, a fin de que se realicen los informes periciales in situ para determinar la posible contaminación y degradación del medio ambiente y hasta que las demandadas acrediten fehacientemente haber cumplido con la contratación de un seguro de cobertura con entidad suficiente para garantizar el financiamiento de la recomposición del daño”.

Por último se aclara en la resolución que tanto Alumbrera Limited como YMAD, “podrán participar en la producción de la prueba pericial solicitada por la actora y que motiva la suspensión que aquí se ordena”.

La Cámara Federal de Tucumán ordenó la realización de un informe pericial que determine el alcance de la contaminación.
Además ordena a Alumbrera Limited e YMAD a que acrediten la contratación de un seguro que dé cobertura con entidad suficiente para garantizar el financiamiento de la recomposicón del daño”

Compartir
COMENTA CON FACEBOOK

DEJA UNA COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here