Nota vista 17 Veces

Abel Pintos: «Lo único que espero es que finalmente se compre la ambulancia”

Durante toda la noche del jueves 16 el nombre de Abel Pintos fue tendencia en redes. Es que su fiel público estaba esperando la presentación del cantante bahiense en el Festival de Jesús María, tradicional escenario que lo tuvo frente al micrófono, bien entrada la madrugada del viernes.

Abel cantó, pero también habló. Es que a contramano de su bajo perfil y su nula experiencia en enfrentamientos mediáticos, el intérprete hizo una excepción para responderle al intendente de Chilecito, provincia de La Rioja, quien reveló la millonaria cifra de dinero que le habrían pedido por un show del músico.

Rodrigo Brizuela y Doria, tal es el nombre del funcionario, aseguró que le presupuestaron «100 mil dólares por una presentación de 40 minutos» de Abel, un monto que consideró excesivo de cara a la organización del Festival Navidad en los Cerros, que se desarrolla entre el 17 y 18 de enero en la ciudad riojana.

«Me parece una cosa muy loca que cante unos minutos y luego se vaya a casa con seis millones de pesos», se quejó Brizuela y Doria. Y agregó: «Así nunca van a surgir nuestros artistas si no los valorizamos. Soy enemigo de ese tipo de festivales, el éxito pasa por otro lado. El municipio no está para hacer eventos. El Estado está para brindar soluciones». Además, dijo que con ese dinero «resolvieron comprar una ambulancia».

Si bien desde la producción de Abel desmintieron la cifra y desconocieron cualquier tipo de contacto con el municipio de Chilecito, el artista decidió hacerle frente a la polémica y mandarle un mensaje al intendente.

Fue en el contexto de su multitudinaria presentación en Jesús María, provincia de Córdoba. En diálogo con La Voz del Interior, Abel desmintió los dichos de Brizuela y Doria: «Es un caso muy puntual y tengo que partir de la base de que es una situación que no fue real. No existió la posible contratación ni el llamado con mi manager».

Luego amplió: «A partir de ahí, todo lo que se dijo y lo que se habló fueron consideraciones de gente que no sé qué intenciones tuvo. De mí se dicen muchas cosas, se van a seguir diciendo o se pueden decir. Yo me ocupo de las cosas que me tengo que ocupar».

Más allá de su tono calmo y siempre correcto, Abel terminó diciendo: «Alguien eligió decir lo que dijo y sabrá qué intenciones tuvo. Después de todo, lo único que espero es que finalmente se compre la ambulancia”.

Fuente: Clarín.


| Enviar por WhatsApp

Al realizar un comentario ud acepta nuestros Terminos y Condiciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.