Jun 13, 2015
185 Views
0 0

Argentina dejó escapar un partido increíble ante Paraguay

Publicado por
ArgEl empate dejó un gusto amargo al equipo del “Tata” Martino, que ganaba 2-0 con goles de Agüero y Messi, éste último de penal, y parecía cómodo, que tuvo situaciones para golear y que se fue desinflando, retrocedió mal y lo terminó pagando muy caro.
El primer tiempo fue un dominio absoluto de Argentina. Desde el primer minuto el trámite quedó claro. Los once paraguayos en su campo, parados 4-5-1, con una marca
Salía Víctor Cáceres a hacerle sombra a Messi, lo relevaba Ortigoza y esperaban agazapados los defensores para achicar líneas. Así trataban de cortar el circuito de juego argentino.
El equipo de Martino mantuvo siempre la paciencia. Con Banega y Pastore como ejes en el medio y abanicando la pelota de banda a banda, con el dominio absoluto de la pelota y con el equipo de Ramón Díaz replegado, enseguida los laterales se sumaron al mediocampo y el equipo argentino defendía con el triángulo Garay-Otamendi-Mascherano.
La primera situación clara fue a los 16 minutos. Trepó Rojo por izquierda, sacó el centro para el lado opuesto, que capturó Di María, tocó con Pastore, pivoteó para Mascherano y el remate del 5 con destino del arco se encontró con Messi en el camino, que no pudo desviarla al gol.
Y en ese contexto, la Selección empezó a caer en las redes paraguayas. No le encontraba la vuelta y necesitó de un regalito para destrabar el partido a los 28 minutos. Encaró Messi del medio hacia la derecha, encerrado en la marca de dos defensores.
Parecía que el avance se diluía pero Miguel Samudio, que ya había ganado la posición, intentó tocar atrás para su arquero. El pase fue muy débil, quedó corto y lo aprovechó el Kun Agüero, que definió con clase: gambeta larga frente a Antony Silva y toque para el 1-0.
Con la ventaja, todo fue distinto. A Paraguay el plan de abroquelarse y presionar la creación de juego de Argentina ya no le alcanzaba. Y a la Argentina el 1-0 le daba esa cuota de tranquilidad para empezar a crecer en el juego.
De mitad para adelante las posiciones nunca quedaban fijas. Di María apareció por derecha en la jugada que terminó en el penal de Samudio (no pareció infracción, el exCentral fue al choque) y que Messi transformó en el 2-0. Pastore flotó por el frente de ataque y Agüero entraba y salía del corazón del área.
En el segundo tiempo, a Paraguay no le quedó otra que salir un poco de su trinchera. Y se armó otro partido. El gol de Nelson Haedo Valdez, con un derechazo fuerte que se coló por encima de Romero, activó al equipo de Martino, que estaba demasiado cómodo con la ventaja.
Se animó el equipo de Ramón Díaz y el partido fue un partidazo. Messi encaraba por un lado y la pelota cruzaba por la línea de gol sin que nadie llegara a soplarla. De contra, cuatro paraguayos llegaban a la carrera ante tres argentinos. El equipo del Tata lucía partido. Y lo salvó Chiquito Romero dos veces.
Ya en el final, Lucas Barrio puso el 2-2 definitivo, que deja una sabor a triunfo a los dirigidos por Ramón Díaz.

Palabras Claves:
·
Seccion:
Deportes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.