Arqueólogos de la UNCA investigan las primeras ocupaciones humanas en la Región de Laguna Blanca

Integrantes del Instituto Interdisciplinario Puneño de la Universidad Nacional de Catamarca (INIP-UNCA) concluyeron exitosamente una serie de trabajos de investigación, vinculación y extensión universitaria en la región de Laguna Blanca (Dpto. BelénCatamarca), llevados a cabo desde el 22 de noviembre hasta el 9 de diciembre del presente año, en el marco del proyecto PIDI-UNCA “Contribuciones arqueológicas, antropológicas y museológicas a los procesos de re-etnización y organización comunitaria indígena en la puna catamarqueña”. El equipo del INIP-UNCA realizó varios sondeos exploratorios en aleros rocosos emplazados a más de 4.200 metros sobre el nivel del mar. Los trabajos tuvieron lugar en los territorios de las comunidades indígenas de Peñas Negras, Corral Blanco y Laguna Blanca, y por ello estas intervenciones fueron acordadas en asamblea con las comunidades respectivas. Como parte de los resultados se obtuvieron muestras de carbón que serán enviadas a laboratorios para análisis de datación radiocarbónica con vistas a profundizar el conocimiento de los primeros momentos de la ocupación humana en la región, registros que, por el momento, se retrotraen a 4.000 años antes del presente. También, se llevó a cabo un relevamiento pormenorizado de la arquitectura de la base residencial PIN 37, y se prospectó un sector de la zona alta del Nevado de Laguna Blanca en proximidades del “Cerro Bola”, por encima de los 4.500 metros sobre el nivel del mar, en busca de instalaciones y sitios arqueológicos de altura.

Capacitación

El equipo del INIP-UNCA capacitó a guías indígenas locales y abierta al público en general, en los principios básicos de cuidado que deben tenerse al realizar actividades turísticas y culturales en territorios indígenas en consonancia con los principios de la museología social, destacando los marcos nacionales e internacionales de preservación del medio ambiente en una reserva de biosfera como la de Laguna Blanca. Los trabajos también se enfocaron en profundizar investigaciones antropológicas ajustando el conocimiento de ciertas relaciones genealógicas y de modos del saber-hacer local vinculado a las alfarerías; esto implicó entrevistas con mujeres indígenas artesanas, observación de labores cotidianas y el registro de cementerios locales. Paralelamente, se realizaron actividades de conservación preventiva en el Museo Integral de la Reserva de Biosfera de Laguna Blanca. El equipo del INIP-UNCA, compuesto en su mayoría por docentes, egresados y estudiantes de la Escuela de Arqueología de la UNCA, se dedicó a tareas  esenciales para garantizar la integridad de los bienes culturales exhibidos en las salas del Centro de Recepción e Interpretación del Museo que depende del INIP-UNCA.  Estas actividades ponen de relevancia el compromiso institucional del INIP-UNCA con la preservación del patrimonio sociocultural y el avance del conocimiento científico en la región, abordando la centralidad de una praxis científica fundada en la importante de la utilidad social del conocimiento que busca una articulación permanente con las comunidades indígenas y el respeto por su legado ancestral. La información obtenida está siendo procesada y analizada por parte de los  Profesionales y estudiantes del Equipo, y pronto esperamos dar a conocer los resultados a las comunidades indígenas locales, a la comunidad científica y al público en general.