Nov 11, 2019
204 Veces leida

Aybar: cinco denuncias, una imputación y la espera del debate

Fue docente y actualmente es el intendente de Puerta de Corral Quemado. Todas las denunciantes fueron sus alumnas.

EMirandaSRL

“Yo fui la primera que denunció, en 2013, cuando tenía 15 años. Cuando hice la denuncia, aparecieron otras chicas a las que les había pasado lo mismo. Él fue maestro mío y de las otras chicas también. Fue director de la escuela y después pasó a ser intendente”, contó la joven que se animó a denunciar a Enrique Aybar.

 

En abril de 2013, Aybar, jefe comunal de Puerta de Corral Quemado, viajó hasta la Capital con la adolescente de 15 años y con su madre, supuestamente para gestionar una beca estudiantil. La chica no conocía la ciudad y mediante engaños la llevó a un motel. Ella sabía que nada bueno podía suceder e intentó resistirse pero él usó la violencia. También la amenazó para obligarla a callar pero ella se lo contó a su mamá y realizaron la denuncia. La investigación estuvo a cargo, en un primer momento, por el entonces fiscal Roberto Mazzucco y luego por el fiscal Víctor Figueroa. Por este hecho, Aybar fue imputado por el delito de “abuso sexual simple agravado por la guarda en calidad de autor”.

 

La causa pasó por varias instancias y fue elevada a juicio en dos oportunidades, en 2015 y en 2017. En septiembre estaba previsto que Aybar se sentara en el banquillo de los acusados de la Cámara Penal de Tercera Nominación pero la audiencia no se concretó. Se fijó una nueva fecha de debate para octubre último. Su abogado defensor Daniel Ortega presentó un pedido de suspensión de juicio a prueba –también conocido como probation-; había ofrecido $300.000 y, al mismo tiempo, se comprometió a realizar tarea comunitaria. La Cámara no hizo lugar a lo solicitado y la defensa decidió casar la sentencia. La Corte de Justicia tampoco hizo lugar. En Catamarca, tanto los juzgados correccionales como las cámaras penales y el supremo tribunal de Justicia sentaron precedentes en relación con la violencia que sufren las mujeres –la violencia sexual es uno de los matices- y, de acuerdo con la Convención de Belem Do Pará, se debe realizar el debate oral. La violencia contra la mujer no admite la posibilidad de la mediación ni tampoco de la probation.

 

Ecos

Conocida esta denuncia de 2013, dos adolescentes denunciaron haber sido abusadas por Aybar cuando él ejercía su cargo como director de la escuela de la localidad de El Durazno. Una de las chicas contó que el docente la acarició de manera libidinosa; su compañera dijo que él intentó besarla. Si bien estos hechos se conocieron luego del presunto abuso en la Capital, tales habrían ocurrido entre 2010 y 2012, cuando Aybar aún no era intendente. En ese tiempo, las adolescentes tenían 14 y 16 años.

 

A diferencia del hecho del motel –que sucedió en el ámbito de la Primera Circunscripción Judicial-, estas nuevas denuncias fueron investigadas por la Fiscalía de la Tercera Circunscripción, a cargo del fiscal Jorge Flores. Los planteos realizados por la defensa de Aybar llegaron hasta la Cámara Penal de Apelaciones y en abril de 2018, por unanimidad, los jueces declararon la nulidad de las actuaciones efectuadas por el fiscal Flores.

 

La causa regresó a Fiscalía de Belén para que se realicen por segunda vez las pericias a las adolescentes. No obstante, entre el tiempo transcurrido hasta la resolución de la Cámara pasaron seis años y una de las denunciantes se mudó a otra provincia. Ello lleva a que la causa se encuentre demorada.

 

Nuevas denuncias

En octubre del año pasado, una mujer se animó a denunciarlo luego de varios años. Se presentó en la Fiscalía de Belén y contó que el abuso ocurrió en Puerta de Corral Quemado. «Las nuevas generaciones me enseñaron a no callar. Uno no puede ser cómplice de la impunidad. Basta de abusar de las niñas inocentes. Éste es un abusador generacional… Es muy difícil poner en palabras el dolor que una ha vivido. Es un proceso que te lleva tiempo. Me puse de pie, con mi voz por los derechos de las mujeres para que nunca más sean atropelladas», fue el mensaje que la mujer expresó tras la denuncia.

 

Días pasados, otra mujer se animó a denunciar a Enrique Aybar. “Estaba en séptimo grado. Él fue mi maestro”, recordó la mujer que durante 35 años lloró por un abuso sexual que había sufrido. El jueves, después de tanto tiempo, se animó a presentarse en un Juzgado del Conurbano Bonaerense –donde actualmente reside- para asentar la denuncia.

 

Al momento del ultraje, ella vivía con una hermana en un pueblo del norte de Belén. Cuando sucedió el abuso, tenía 14 años. Si bien le contó a su hermana lo que había sucedido, no le creyó. Su mamá se encontraba en Buenos Aires y le ordenó que viajara. Desde entonces reside en esa provincia, donde pudo formar su propia familia. Sabe que pasó mucho tiempo entre el abuso y la denuncia que pudo realizar pero también es consciente de que su agresor tiene otras causas pendientes; esta denuncia puede ayudar a las otras víctimas. “Me lastimó demasiado pero con los años que tengo, sigo. No se va nunca este dolor. La vengo luchando. Desde hace muchos años le grito ‘violador’”, aseguró.

 

Manifestación

El 3 de octubre pasado, un grupo de personas, entre residentes de las localidades del norte de Belén como así también de agrupaciones y de personas que empatizaron con las denunciantes, se reunió en la Plaza 25 de Mayo. En la manifestación pidieron justicia y que en el menor tiempo posible se concrete el juicio por la causa de 2013.

 

Crónica de hechos y denuncias

  • Los primeros abusos habrían ocurrido cuando Enrique Aybar era docente en el norte del departamento Belén. Tales datan de hace más de 20 años.
  • Entre 2010 y 2012, como director de la Escuela de El Durazno –en el norte de Belén- Aybar habría tenido actitudes poco decorosas para con dos alumnas adolescentes, de 14 y 16 años.
  • En abril de 2013, mediante engaños, llevó a una adolescente de 15 años hasta un motel de la Capital. Por este hecho el entonces fiscal Roberto Mazzucco lo imputó por el delito de “abuso sexual simple agravado por la guarda en calidad de autor”.
  • Conocido este caso, las adolescentes de la Escuela de El Durazno denunciaron en la Fiscalía de Belén a su ex director Enrique Aybar.
  • En junio de 2016, la defensa solicitó el sobreseimiento y la fiscalía avaló el pedido. Sin embargo, el juez de Control de Garantías Ramón Porfirio Acuña no hizo lugar al pedido y solicitó que otro fiscal emita un nuevo dictamen.
  • En septiembre de 2017, el nuevo fiscal del caso, Víctor Figueroa, mantuvo la acusación anterior y posteriormente elevó la causa a juicio.
  • En septiembre de 2018 estaba previsto el debate en la Cámara Penal de Tercera Nominación pero no se concretó.
  • Para octubre último estaba previsto el nuevo debate pero su abogado defensor solicitó la probation. El juez Jorge Palacios no hizo lugar y la defensa casó el falló. La Corte de Justicia no hizo lugar al pedido.
  • A mediados de octubre y en noviembre dos mujeres denunciaron a Aybar, por presuntos abuso ocurridos tiempo atrás, cuando él era docente.

 

Una red para acompañar

Un grupo de mujeres, madres, familiares y amigos de distintas localidades del norte de Belén conformaron una organización comunitaria para contener a las denunciantes, ante las amenazas y persecución que sufren en su comunidad. Aybar es jefe comunal en Puerta de Corral Quemado, El Durazno, La Soledad y Jacipunco. Recientemente, obtuvo un triunfo electoral para ocupar la intendencia en su tercer mandato consecutivo. Pudieron conformar una suerte de Red de Acompañamiento. A principio de octubre pasado se manifestaron en la Plaza 25 de Mayo. Según estimaron las integrantes de esta organización, podría haber más casos que no se denunciaron. “No es un tema político. Es un abusador generacional”, expresó una de las mujeres de la Red.

Seccion:
Belén · Policiales
0 0
Al realizar un comentario ud acepta nuestros Terminos y Condiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


COMENTAR CON FACEBOOK