Jun 8, 2015
476 Veces leida

Carmen Barbieri trae la lengua bien afilada

Publicado por
Carmen Barbieri trae la lengua bien afiladaCon producción de Javier Faroni, Carmen Barbieri cuenta anécdotas de su carrera y de su vida privada. Baila, canta y hasta cuenta detalles de sus operaciones estéticas.
– ¿Tenías ganas de hacer un espectáculo sola, sin compartir cartel?
– Sí, es tirarme a la pileta pero con agua, por supuesto, porque estoy cubierta por el productor Javier Faroni, quien siempre me decía que tenía que hacer mi unipersonal. Y lo empecé a hacer, y ahora como voy a salir por todas las provincias, puse a dos bailarines y cantantes, Santiago Palumbo y Rodrigo, mi compañero del Bailando. El espectáculo dejó de ser un unipersonal y se convirtió en un show musical, donde hablo de mi vida, infancia y adolescencia. Todo tiene que ver con el teatro y las estrellas que pasaron por mi casa, porque mi padre, Alfredo Barbieri, fue un cómico muy popular. Además, hablo de mi abuelo, que fue guitarrista de Gardel. También canto y hago zapateo americano. Disfruto mucho de hacer este show. Sin salir del escenario, me cambio cinco veces de vestuario. Muestro mi cuerpo y cuento las operaciones que me hice, todo con humor. Las mujeres y los hombres se divierten mucho. Y cuando hay quórum, bajo a la platea.
– Rompes el límite entre el espectador y el artista.
– Siempre estoy expuesta porque lo decido así. No hago hincapié en mi escándalo de divorcio con Santiago Bal porque se habló tanto que cansó el tema, pero doy algunos tips sobre eso y la gente se ríe mucho. La gente cree que yo conté todo sobre mi vida, pero hay muchas cosas que no conté y se sorprenden al saberlas. Por ejemplo, que soy sobrina nieta de Enrique Santos Discépolo, y mi abuelo fue guitarrista de Gardel, así que hay muchos tangos compuestos por él. Mi vida es como un tango. Mi vida tiene que ver con lo popular. Así que la gente no queda afuera porque no estoy contando una historia común, que también sería divertida. Yo amo hacer reportajes a la gente común, no solamente a famosos.
– ¿Se tiene más sexo de soltera o de casada?
– En los últimos años de mi relación con Santiago se perdió la magia. Estuvimos 26 años juntos y más que el sexo, se fue perdiendo la pasión. El problema fue que Santiago me había dejado de amar hace mucho tiempo y yo no me había dado cuenta trabajando tanto. Fue una lástima cómo terminamos porque fue una gran pareja y es el padre de mi hijo que tanto amo. No tengo más sexo ahora que estoy separada, al contrario, estoy muy sola.
– ¿Qué tiene que tener un hombre para conquistarte?
– Lo más importante es que sea inteligente, sino no va conmigo. Y que tenga humor. El humor me enamora. Yo supero las adversidades de la vida con humor. En los peores momentos de mi vida me salvó el humor. Elijo a mis amigos por el humor también. Nos tenemos que reír más, la risa es curativa.
– ¿Cómo mantienes tu cuerpo?
– No estoy siempre en línea, por eso me operé. Ahora que estoy operada paso por el espejo y no me reconozco, me asusto porque creo que es otra persona (risas). Me hice una dermoplastía, me saqué la panza, ¡es otro cuerpo! A los 60 años, no tengo rollos, ni panza, y tengo los pechos parados. A mi edad tenés todo caído, sin embargo, este doctor, que es fabuloso, en dos operaciones me ha dejado nueva.
– ¿También te hiciste un rejuvenecimiento de las zonas íntimas?
– Me estiraron la panza tanto, que el ombligo me quedó en el monte de Venus, entonces hubo que hacer un ombligo nuevo, y ya que estaban cosiendo cerca de la pierna, me estiraron la entrepierna que se cae siempre, y como me sacó mucha grasa, me puso un poco de cola. Ahora tengo las piernas firmes y duras. La verdad es que el Dr. Bluggerman es un genio.
– ¿Estás contenta con la relación de “Fede” Bal y Barbarita Vélez?
– No, no estoy contenta, ¡estoy feliz! Barbarita es una mujer maravillosa, viene de una casa donde la han educado con mucho amor, porque Nazarena es una madraza. Tiene ese concepto de la familia unida, es bárbara “Barbi”. Y Federico no ve la hora de casarse, así que quién te dice que pronto tenga nietos, ¡me muero de amor! Mi mamá sería bisabuela, no podría creerlo.
Las entradas ya están a la venta en la boletería del teatro. Plateas: $ 250; palcos bajos (cuatro personas): $ 1.000; palcos altos (cuatro personas): $ 840; tertulia: $ 200 y cazuelas: $ 180.
Palabras Claves:
Seccion:
Espectáculo
0 0
ATENCION: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Ademas, en este espacio se representa la opinion de los usuarios y no de londreshoy.com.ar, los textos que violen las normas establecidas para este sitio seran eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decision del editor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


COMENTAR CON FACEBOOK