Nota vista 11 Veces

Con 10 alumnos por aula, horario reducido y sin recreos sería la vuelta a clases

La vuelta a clases presenciales en las escuelas de Catamarca, prevista para el 3 de agosto, se dará con cambios por la pandemia de Covid-19 que afecta al país.
Por estos días, el ministerio de Educación de la Provincia trabaja en un protocolo para el retorno a las aulas, que incluiría diferentes medidas. El secretario de Gestión Educativa, Miguel Ángel Arroyo, dialogó con El Esquiú.com y adelantó algunas de las novedades con las que se encontrarán los alumnos, alumnas y los y las docentes.

Días y horarios
Las clases se dictarán de lunes a viernes, como ocurría antes de la pandemia. Y si bien todavía no están definidos los horarios de ingreso, serán diferenciados y teniendo en cuenta las condiciones climáticas de los diferentes puntos de la provincia.
“No queremos poner un horario para todas las escuelas de la provincia. Seguramente va a ser un horario escalonado, diverso porque no va a ser lo mismo en Capital que en escuelas de Belén y que en escuelas de Santa María. Vamos a tener en cuenta las condiciones climáticas, el acceso al transporte público, todas aquellas variables que puedan incidir. Es decir, no va a ser un solo horario, van a ser diferentes horarios”, dijo Arroyo.

   Tiempo reducido 
El tiempo de clases en las aulas será “un horario reducido de tres horas, una instancia plena de clases que sea intensiva” y “se van a suprimir los recreos”, de acuerdo a lo que indicó Arroyo.

10 alumnos por aula
El funcionario mencionó que cada curso será separado por grupos de no más de 10 personas. Es decir que en alguna sección de 30 alumnos, se formarán tres grupos de 10. Y el resto, continuará con las clases virtuales junto a el o la docente. “Si tenemos un curso de 30 alumnos, van a formar tres grupos de trabajo. Es decir que van a ir rotando por día para recibir las clases porque nosotros por aula no podemos superar los 10 alumnos, de acuerdo a las medidas de cada aula. Y de acuerdo a la cantidad de cursos y de las medidas de los patios de cada una de las escuelas”, comentó Arroyo.

Aulas señalizadas
“Hay que trabajar desde la infraestructura con la señalización de ingreso, salida, de cómo sería el trabajo en el aula, para mantener el distanciamiento social. Sobre todo, trabajar en el tema de la ventilación de los ambientes. La limpieza de pies, desinfección de manos, que cuando se inicien las actividades tomen las distancias correspondientes para los actos escolares e izamientos de la bandera”, remarcó Arroyo.

Los primeros en volver
Vale mencionar que, en primera instancia, regresarán a la presencialidad los alumnos del 6to año del nivel primario, del 6to año del nivel secundario y aquellos que se encuentran en los grupos de riesgo pedagógico. Estos últimos son los alumnos y alumnas que “no han venido trabajando ni con cartilla ni con las clases en plataformas (virtuales)”, según explicó Arroyo.
“Hay un 18 por ciento entre jóvenes y niños que no han venido completando la tarea ni tampoco han recibido la cartilla. Esto tiene que ver con que, a veces, llevan la cartilla pero no la completan. Quedan en la casa, no hay esa devolución para el docente. Nosotros relevamos la información y a veces no tienen el acompañamiento de la casa. En el caso de las cartillas que tienen que elaborar, no comprenden las consignas o a veces no tienen ese apoyo de la casa, de los papás, de los abuelos, de los tíos. Y en el caso de la virtualidad, hay chicos que no han podido ingresar a la plataforma porque no cuentan con los elementos tecnológicos o porque en su zona no hay conectividad.
Cabe señalar que este 18% que se encuentra en grupos de riesgo pedagógico se desprende del total de alumnos y alumnas que conforman el sistema educativo provincial, de los distintos niveles obligatorios, entre escuelas públicas y privadas.

Grupos de riesgo 
“Por cuestiones de salud, no todos los alumnos  ni todos los docentes van a volver el 3 de agosto. Hay muchos profesores que son grupo de riesgo, que tienen patologías, como así también hay estudiantes que también tienen sus patologías de riesgo. Ellos van a seguir trabajando en la virtualidad. Es decir, que va a haber un sistema dual de presencialidad y de virtualidad. En el caso de los docentes que no puedan estar presentes porque son grupo de riesgo, van a seguir trabajando en la virtualidad, con una posibilidad de acercamiento a la institución educativa cada tanto tiempo para llenar los informes, las planillas y toda la documentación que sea necesaria pero en contraturno, en un horario en donde no haya tanta asistencia de jóvenes como una manera de resguardarlos”, mencionó Arroyo.

Materias complejas
“Hay papás que a veces pueden ayudar a sus hijos y a veces hay papás que no los pueden ayudar, sobre todo en materias más complejas como Química, Física, en el caso del nivel secundario, que requieren otro conocimiento. El chico necesita de la presencialidad y hay materias que precisan la práctica de aula. Ahí es dónde necesitamos volver a la presencialidad”, consideró.

Adecuación de curricula
“Para el próximo año, de los cursos que continúen en el sistema, se va a hacer una adecuación de la curricula con una unidad de refuerzo para que esos contenidos que no han sido vistos con la profundidad que uno quería, los puedan revisar a fin de año y a partir del inicio del próximo año”, deslizó.

    COE y Salud
“En esta etapa, nosotros estamos elaborando ya el protocolo de regreso. Estamos trabajando con todas las áreas que dependen del ministerio y pidiendo la autorización a los organismos, tanto al ministerio de Salud como al Comité Operativo de Emergencia (COE)”, destacó.

Boleto gratuito
“Va a continuar. El boleto está garantizado. Se va a seguir trabajando con el mismo sistema que se venía haciendo”, aseguró el funcionario.


| Enviar por WhatsApp

Al realizar un comentario ud acepta nuestros Terminos y Condiciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.