Feb 20, 2020
1034 Veces leida

El municipio hizo un polo avícola, así que el intendente invirtió en una pollería familiar

Negocio redondo para el intendente de Icaño.

La impunidad hace estragos en Catamarca. En esta oportunidad, el intendente de Icaño, Pio Carletta, utiliza un camión del municipio para prestar servicio para un emprendimiento familiar. Era fácil, si el municipio tenía un polo avícola en Icaño, entonces uno de los hijos del intendente tenía que invertir en una pollería y productos derivados, con base en la capital de Catamarca. El abuso oficial fue y es objeto de denuncia, pero nunca prospera, aún cuando las pruebas son contundentes.

Carletta es un intendente rico y maneja la comuna como patrón de estancia. Típica historia donde el Concejo Deliberante está “comprado” o “no existe”, sino solo en calidad de erogación para sueldo de concejales. Por supuesto que los concejales no investigan ni saben nada, sino que legitiman la corrupción, simulando control. Burocracia perjudicial, al punto de perpetrar irregularidades por años en pueblos cautivos por falta de trabajo, pero donde se realiza todos los años el Festival de la Producción, con grandes números artísticos (próximo fin de semana).

Municipio propio

El intendente peronista metió a la familia en el municipio y en el Concejo Deliberante, y avanzó con los negocios impunemente. En el polo avícola se invirtieron millones de pesos de las arcas públicas y fue objeto de denuncias en reiteradas oportunidades, pero por supuesto que no prosperaron en la justicia. El Tribunal de Cuentas tampoco llega a conclusiones determinantes, lo que deviene en una cadena de complicidad política que lamentablemente tiene a los habitantes acostumbrados e impotentes.

Es común no distinguir entre lo público y lo privado, por ejemplo, el caso el propio gobernador Raúl Jalil que el mismo se compra y se paga. La corporación Jalil le vende ambulancias a municipios que se pagan de las arcas provinciales. Además se alquila oficinas y ambulancias a las mineras, se les factura servicios a la obras sociales de los empleados públicos, etc. Ayer, el diputado Hugo Ávila dijo que la administración Jalil está plagada de incompatibilidades y que, por ejemplo, del viaje oficial a Dubai en este momento podría salir el negocio de la exportación de nuez, cuya producción también incluiría la del Sr Gobernador y familia. Otra confusión de lo público y de lo privado se dio en la inversión de arándanos del actual vicegobernador Rubén Dusso.

En conclusión, la falta de transparencia del polo avícola va en consonancia con el crecimiento patrimonial del intendente Carletta y la familia que, sin ponerse colorados, utilizan los recursos del estado municipal para apuntar los emprendimientos privados. Esto puede observase en la imagen que acompaña la presente nota de El Aconquija.

Un camión del municipio de Icaño, seguramente con combustible o vales de combustible a cargo del municipio, chofer, etc, transportando productos de la granja para acrecentar el bolsillo de los poderosos de turno que decidieron –con buen tino e impunidad- que la mejor inversión era hacerlo en el mismo sentido que la comuna.

 

Fuente:https://elaconquija.com/

Tags:
Seccion:
Política
0 0
Al realizar un comentario ud acepta nuestros Terminos y Condiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


COMENTAR CON FACEBOOK