Abr 8, 2018
174 Views
0 0

En capital se realizó la Bajada de la Virgen y su caravana

Publicado por

La santa imagen fue trasladada con un gran acompañamiento hacia la Ermita de Valle Viejo.

Ayer se hizo la tradicional Bajada de la imagen de la Virgen del Valle marcando el inicio de las fiestas marianas, enmarcadas en el Año de la Piedad Popular, primero del trienio de preparación para la celebración del Jubileo por los 400 años del hallazgo de la sagrada imagen en la Gruta de Choya.

En esta oportunidad se hizo de una manera particular, en horas de la mañana, ya que coincide con el 323° del traslado de la imagen bendita desde Valle Viejo hasta la ciudad Capital. 

La ceremonia dio apertura cuando la imagen cuatro veces centenaria descendió en brazos del obispo diocesano, mons. Luis Urbanc, siendo escoltada por sacerdotes del clero diocesano, desde el Camarín hasta el Presbiterio, donde fue recibida por una multitud fervorosa que colmó el Santuario Mariano y la saludó con los pañuelos en alto, vivas, aplausos y rostros emocionados. 

Participaron la gobernadora de Catamarca, Lucía Corpacci, acompañada por miembros de su Gabinete, el intendente de la Capital Raúl Jalil, autoridades legislativas provinciales y nacionales, judiciales, entre otras.

 

Mensaje del obispo

El obispo Luis Urbanc, en el momento de su reflexión, expresó: “Nos hemos congregado para realizar la emotiva ceremonia de la Bajada de la sagrada imagen de la Pura y Limpia Concepción, que es como la conocieron los pueblos originarios, en el marco del año en el que estamos reflexionando sobre la extraordinaria riqueza que representa la Piedad Popular, en nuestro pueblo y en toda la iglesia. Pues esta misma Piedad de nuestro pueblo catamarqueño la comenzó a llamar, desde tiempo inmemorial, ‘Virgen del Valle’, y con los hermosos atuendos de reina como han querido y aún queremos que se reconozca y venere para bien de nuestra fe católica y bendición de nuestra sociedad toda, sin distinción de razas, culturas, lenguas, nacionalidades y religiones”.

“Lo que a muchos les puede resultar novedoso es que este rito se lleve a cabo a media mañana de este sábado 7 de abril -por ayer-. Tiene su razón de ser, no menos importante, y es que hoy se están cumpliendo 323 años del paso de esta imagen cuatro veces centenaria desde la vera oriental del Río del Valle a este solar en el pedemonte de las estribaciones del Ambato. Fue el teniente gobernador de Catamarca, don Bartolomé de Castro, quien tuvo la osada iniciativa de organizar una procesión con esta imagen de la Virgen y el Santísimo Sacramento y llevarla de modo irreversible y depositarla en el lugar donde previamente había construido un importante templo con toda la seguridad y ajuares para el culto, obligando con ello a que la población migrara del margen oriental al occidental del Río del Valle”, señaló.

Asimismo agregó: “Todo esto indica de modo inequívoco que los verdaderos fundadores de la ciudad que hoy habitamos son el señor Jesús Sacramentado y la Virgen María, en su título de Pura Concepción”.

“Por tanto, queridos hermanos, agradezcamos a la Providencia de Dios que nos reviste de tantos dones y no dejemos pasar por alto estas realidades que son el origen de nuestra ciudad, y que son los cimientos sobre los que debemos construir, día a día, nuestra sociedad e informar a todo aquel que viene a ella cuáles son las raíces de nuestro ser y quehacer ciudadano. Y no se trata sólo de saber esto, sino sobre todo de respetarlo y hacerlo respetar por todos; de lo contrario estaríamos traicionando a nuestros antepasados, diluyendo nuestro presente y malogrando el futuro, de lo que no tenemos derecho, ni siquiera apelando a la tan declamada pluralidad, en nombre de la cual se justifican todo tipo de tropelías, caprichos y abusos, que en nada loan a la especie humana, sino que la descalifican y avergüenzan”.

Por último expresó: “Me dirijo a ti, Virgen Madre, acompáñanos en estos días, ayúdanos a abrir nuestro corazón a la Palabra de Dios para que ella nos ilumine y transformemos nuestras vidas para ser como Tú, generosos, alegres y creíbles discípulos – misioneros de Jesús, tu amado Hijo, el Resucitado. Te encomiendo a nuestros gobernantes, legisladores y jueces, a nuestros empresarios, obreros, educadores, médicos, familias y a los cada vez más numerosos carenciados, para que cada uno obre en el lugar que ocupa de acuerdo a los valores de nuestra fe, de la que Tú eres celestial protectora y docta instructora”.

 

Caravana

Miles de fieles se plegaron a la caravana que dio inicio luego de la ceremonia con el desplazamiento de la sagrada imagen por la nave central de la Catedral Basílica en brazos del obispo diocesano, quien la ubicó en la urna desde donde recibió el saludo emocionado sus hijos apostados en la plaza 25 de Mayo, mientras sonaban los acordes de la Banda de Música de la Policía de la Provincia.

Desde el Paseo de la Fe emprendió su marcha en caravana hasta la Ermita de Valle Viejo, siendo saludada por los miles de devotos que la esperaban a su paso con las calles adornadas con globos y gallardetes.

El trayecto comprendió calles San Martín, Alem, República, avenida Pte. Castillo hasta Tres Puentes, calle Padre Esquiú hasta la Ermita. 

Al llegar al Santuario de San Roque, la comunidad de La Chacarita la recibió con sus mejores galas, y continuando con el recorrido, llegó a Tres Puentes, límite con el departamento vecino de Valle Viejo, donde se desarrolló un breve acto protocolar de bienvenida encabezado por el intendente Gustavo Jalile, oportunidad en que la ilustre visitante fue declarada Huésped de Honor por el Ejecutivo municipal y el Concejo Deliberante.

A esta bienvenida se sumaron la Banda de Música local y las delegaciones escolar y cientos de fieles.

Desde este punto se dirigió hasta la Ermita, donde hubo un momento de oración y canciones en honor a la Virgen, que marcaron un clima festivo de este día especial.

A las 15.00 comenzó el acto cultural con la participación de folcloristas catamarqueños, el Colegio Guadalupe y la escuela especial San Francisco de Asís.

Por la tarde se celebró la santa misa en la Ermita con gran acompañamiento. En la oportunidad, el obispo expresó: “Esta verdad histórica no podemos soslayarla ni olvidarla, puesto que en la misericordiosa providencia divina esto ha sido previsto y se ha cumplido, por lo cual a nosotros nos compete la grave responsabilidad de hacer que se la valore y respete como es debido”. 

Posteriormente se concretó la peregrinación de regreso de la santa imagen a la Catedral por el Camino de la Virgen, avenidas Presidente Castillo, Venezuela (Belgrano) hasta Alem y calle República hasta el Santuario.

Palabras Claves:
Seccion:
Catamarca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.