Mar 23, 2020
382 Veces leida

«En junio, la pandemia de coronavirus comenzará a ceder»

El especialista Eduardo López resalta la efectividad de medidas de aislamiento social y da sus argumentos para imaginar el final de la crisis global.

La cuarentena amplia es la medida que están tomando muchos países ante el avance del coronavirus. Sin embargo, algunas naciones muestran efectividad sin medidas tan drásticas. El impacto en la economía mundial hará replantear a los gobiernos sobre la necesidad de políticas de prevención ante futuras pandemias.

Por ejemplo, la provisión a alta escala de barbijos o mayor equipamiento en unidades de terapia intensiva. En diálogo con Ámbito Financiero, el médico infectólogo Eduardo López analiza estos temas y estima a partir de cuándo la pandemia comenzará a ceder.

Periodista: ¿Qué se aprendió en este corto tiempo sobre el coronavirus, con realidades tan distintas en el mundo?

Eduardo López: Países como Singapur, Corea del Sur y Japón están teniendo éxito y han tomado todas las medidas nuestras, pero al unísono, descentralizando los estudios y testeando todos los casos con síntomas. China apeló a una fuerte cuarentena.

P.: Hay países como Suecia, Finlandia, Noruega, por ejemplo, que parecen tenerlo controlado. ¿Por qué?

E.L.: La principal diferencia es el sistema de salud. Lo mismo sucede con Suiza y Alemania. La otra es que no creció de manera exponencial. Cuando el número de casos crece, pero de forma aplanada, el sistema de salud no colapsa y disminuye la tasa de mortalidad. Italia está teniendo 33 muerto por hora. También influye la edad promedio de la población. Hasta 60 años, la tasa de mortalidad es de 1% o 2% y salta a 5% por arriba de esa edad. Por eso, tenemos que evitar el modelo de Italia y España.

P.: Por el momento, las cifras en la Argentina parecen controladas.

E.L.: En los próximos días va a subir el número de casos. Se están descentralizando los controles. Es bueno porque va a marcar la realidad. Vamos a ver dónde estamos parados.

P.: Teniendo en cuenta que la trasmisión se produce especialmente por boca y nariz, ¿por qué no se impone el uso obligatorio de barbijos, aun entre los que no presentan síntomas?

E.L.: La OMS no lo recomienda, aunque se lo puede colocar cualquiera, más cuando está en contacto con gente. En países como China o Japón ya es un hecho cotidiano, desde hace años. Lo empiezan a utilizar a la llegada del invierno. En este caso, por el tamaño de la particular viral requiere que sean de alta eficiencia, pero la cuarentena es lo más importante. El distanciamiento social y aislar gente con síntomas.

P.: Se pide no tacarse nariz o boca. ¿El barbijo no serviría, en todo caso, como un freno a una acción tan natural? Dar una chance más para evitar ese impulso y disminuir los contagios.

E.L.: Es posible. Hay autores que recomiendan su uso porque evita el reflejo de tocarse la boca o la nariz. El tema es que si se toca mucho puede dejar de ser efectivo porque estará infectado. De todas formas, no se puede desalentar que se utilice de forma masiva.

P.: ¿Cuál es el motivo, entonces, de no recomendar el uso generalizado?

E.L.: La provisión de barbijos. No hay los suficientes.

P.: ¿Ante el daño económico que provocará esta pandemia, el mundo no tendría que replantearse prioridades productivas? Algo tan simple como la producción en alta escala de elementos como estos.

E.L.: Los gobiernos van a tener que prepararse para futuras pandemias. En la provisión de barbijos y en unidades de terapia intensiva.

P.: Estamos en medio de la crisis. ¿Cuándo se puede vislumbrar un después?

E.L.: En algún momento la pandemia va a ceder.

P.: ¿Cuándo?

E.L.: Cuando no tenga más gente para contagiar.

P.: ¿Es posible hacer futurismo? ¿Cómo se producirá el final?

E.L.: Cuando en el hemisferio norte llegue el calor va a comenzar a atenuarse. A más de 27 grados de temperatura su efectividad es un 50%. A más de 30 grados, entre 70% y 80%.

P.: ¿Y en el hemisferio sur?

E.L.: La pandemia va a empezar a ceder en este hemisferio hacia junio ya con mucha cantidad de gente afectada en el norte y también en el sur. El virus ya no tendrá dónde propagarse

P.: Hay que soportar tres o cuatro meses más esta situación.

E.L.: Si no muta, no va a haber riesgo de repetirse, como sucedió con el SARS. Será clave encontrar una vacuna. Después, quedará como un virus más de invierno para el que tendremos que vacunarnos.

Seccion:
Salud
0 0
Al realizar un comentario ud acepta nuestros Terminos y Condiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


COMENTAR CON FACEBOOK