May 15, 2019
226 Veces leida

Es lo mínimo que se debe pedir

Desde hace unos días se conoce el surgimiento de un nuevo conflicto laboral en Catamarca, aunque en realidad, no es tan nuevo, ya que desde el año 2018, la empresa implicada, venía con conductas restrictivas que afectaban la producción y la estabilidad laboral de los trabajadores.  

Se trata de la empresa FINPAK, que ofreció suspensiones a su personal, en medio de una gran incertidumbre.

Surgieron versiones de un posible cierre de la planta ubicada en El Pantanillo, pero luego fueron desmentidas.  El Gremio de la UOM (Unión Obrera Metalúrgica), intentaba negociar para que los trabajadores no se vean tan afectados.  

La incertidumbre afecta a 27 trabajadores, en el medio de una crisis que ahora los tendrá, al menos, dos meses sin actividad.

La empresa le propuso a la Unión Obrera Metalúrgica, avanzar en un acuerdo de suspensión por 60 días y, aunque restan definir varios puntos, es prácticamente un hecho que eso ocurra. 

«Nosotros les planteamos que buscamos la estabilidad de los compañeros al menos hasta el 31 de diciembre», explicó el Delegado de la UOM.

En la fábrica ya se trabaja con una reducción horaria (y por lo tanto también salarial) al tener jornadas de seis horas. Además, otro punto a resolver, es el porcentaje de sueldo que percibirán los empleados. «El último acuerdo fue por el 75%, suponemos que puede ser una propuesta similar», comentó el gremialista.

Según se informó a nivel nacional, el grupo empresario ya informó a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires la decisión, al verse afectada por la recesión, la caída de las ventas y las importaciones.

El hecho es que FINPAK terminó el año 2018 con varias medidas paliativas. Pero, a principios de 2017, la empresa decidió reconvertir la fábrica de la producción de heladeras a la de termotanques, lo que significó la pérdida de 35 de los 70 puestos de trabajo que había.

 Se desvincularon todos los trabajadores que no aceptaron las nuevas condiciones de trabajo, que entre otras cosas, incluían una reducción de dos horas en la jornada.

 

Recordemos que los metalúrgicos acordaron la semana pasada, un programa de suspensiones con la fábrica Longvie, también ubicada en El Pantanillo, para paralizar la producción por diez días durante dos meses, a cambio de evitar más despidos, y por el 75% del sueldo aproximadamente. La empresa venía de despedir a ocho trabajadores de entre cinco y veinte años de antigüedad.

 

No queremos abundar demasiado en un tema que hemos abordado muchas veces, pero solo digamos  que lo anterior es una pequeña muestra de los últimos acontecimientos, que tienen que ver con problemas de empresas, incluyendo las nuevas fábricas que cerraron, y los muchísimos trabajadores que quedaron sin trabajo.

 

Por otro lado, se conoció en los últimos días que Catamarca está en la Vicepresidencia del Consejo Federal del Trabajo, ello, con la representación del subsecretario de Trabajo de la provincia, Raúl Aguirre.

En la oportunidad, y dentro de las conclusiones del encuentro, el CFT elaboró un mapa del empleo que será elevado a las máximas autoridades del gobierno nacional, junto con los respectivos pedidos para aportar paliativos y/o correctivos, a las problemáticas laborales de las diferentes regiones  de país.

Puntualmente, el subsecretario Aguirre expuso sobre la situación de Catamarca, “donde la industria textil está en crisis y enfrenta el cierre de empresas emblemáticas”; como así también “el proceso negativo que sufre la industria metálica”.

Y entre las resoluciones del encuentro, el Consejo Federal del Trabajo, resolvió pedirle al Ministerio de Trabajo de la Nación “que contribuya y respalde a las administraciones provinciales con programas para el sostenimiento del empleo, como los programas de Recuperación Productiva (REPRO), de Seguro de Desempleo y de Procedimiento Preventivo de Crisis”.

“Se le pidió a  la Nación que contribuya a paliar las situaciones críticas con recursos económicos concretos, como es el caso del programa de Reconversión Productiva, que aporta parte de los salarios a los trabajadores; también la capacitación, pero principalmente, los fondos de desempleo, en aquellos casos en que la desvinculación laboral ya se haya concretado”, comentó Aguirre en su regreso a la provincia.

“Lo fundamental es el sostener las fuentes de trabajo”, indicando que  para viabilizar el reclamo formulado a la Nación, “dentro del Consejo, hemos elevado un mapa de los conflictos por región, en el que se detalla empresa por empresa, problemática por problemática lo que está corriendo, junto a la cantidad de trabajadores afectados”.

Finalmente, Aguirre indicó que el pedido incluyó también “la necesidad del acompañamiento a las pymes, como a la industria y el comercio en general,  que se plasmará en otro mapa de los conflictos existentes en todo el país, para poder llevar adelante acciones que permitan la reactivación del empleo y el sostenimiento de los que hoy se mantienen”.

 

Lo que pide el Concejo Federal del Trabajo, son medidas paliativas para enfrentar la crisis, PERO ES LO MÍNIMO que se puede y se debe pedir al la Nación y al Estado en general, para compensar aunque sea en pequeño modo, EL VERDADERO DESASTRE ECONÓMICO QUE HA CAUSADO ESTE GOBIERNO.

 

Fuente:catamarcaya

Palabras Claves:
0 0
ATENCION: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Ademas, en este espacio se representa la opinion de los usuarios y no de londreshoy.com.ar, los textos que violen las normas establecidas para este sitio seran eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decision del editor.

Deja un comentario

Registrare y accede a contenido exclusivo



Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


COMENTAR CON FACEBOOK