Nov 1, 2019
616 Veces leida

Grave hecho, grave denuncia

.

EMirandaSRL

Cronicábamos en la mañana de este pasado jueves, un hecho de características violentas, ocurrido el miércoles último, en horas de la tarde, en Antofagasta de La Sierra, con participación de personal policial, por orden Judicial y contra una familia de apellido Morales, de la Comunidad Indígena de la zona.

Tal hecho tomó la suficiente dimensión como para ser condenado por el Servicio Paz y Justicia (SERPAJ), organismo de Derechos Humanos, que preside, el premio nobel de la Paz,  Adolfo Pérez Esquivel

Como nuevo aporte a lo que decíamos en la nota, un integrante de la familia afectada, de apellido Morales, hizo declaraciones.

“Fue un atropello sobre los lugares que nosotros ocupamos. Somos habitantes hace más de 200 años”

Tenemos alambrados, para ubicar a nuestros animales”

El hecho es que otro integrante de la familia narró:

“Había un acuerdo entre la familia y el intendente de Antofagasta de la Sierra, mediante el cual la familia Morales aceptaba ceder el paso para tránsito pesado por sus tierras,  (camiones de un minera), pero desde el mes de abril había quedado todo en la nada.

 “Hicieron el paso pero no cumplieron con el alambrado, cómo había quedado el intendente”, dijo.

“Entonces el propio intendente tomó la decisión de cerrar el paso con el alambrado para evitar la pérdida de animales. Luego hablamos con las nuevas autoridades de Vialidad y se llegó a un acuerdo común para hacer bien el paso, con alcantarilla, con guarda ganado, con todo lo necesario y recién se iba a dar el paso formalmente”.

Pero, ¿qué sucedió, según la misma mujer, el pasado miércoles por la tarde?:

“Nosotros, nos encontrábamos trabajando en la tarea de esquila y de repente vimos un grupo de personas uniformadas con dos móviles y nos dicen que tenían que actuar de oficio por orden del Juez.”

“Empezamos a pedirle los papeles para ver si era cierto y nunca nos mostraron nada.”

“Por supuesto,  todos los integrantes de la familia, incluida una señora de 80 años, fuimos hasta el lugar para impedir el paso de los policías, pero cuando llegamos ya los policías habían sacado parte del alambrado, con el riesgo que esto significa de huida de nuestros animales.”

“Además habían roto los postes. La policía entonces empezó a sacar a las personas por la fuerza incluida a una mujer que fue arrastrada por 5 policías varones. La habían golpeado, está totalmente dolorida y con muchos moretones en los brazos”.

 A su vez, la organización PUCARA (Pueblos Catamarqueños en Resistencia y Autodeterminación) emitió un comunicado:

“Dos de los integrantes de la familia Morales estarían en la Comisaría y una mujer se encuentra hospitalizada y custodiada por 5 policías».

«Entendemos que el trasfondo de la brutal represión es el interés de una empresa minera que quiere hacer un camino que atraviesa las tierras de la familia Morales. Para ello, argumentan que son tierras fiscales a pesar de ser habitadas por los Morales desde hace más de 200 años».

«Repudiamos el actuar de las fuerzas de seguridad, la Fiscalía de Belén y las autoridades de Antofagasta y de la provincia de Catamarca».

Asimismo, como lo decíamos en la parte superior de ésta  nota, desde el Servicio Paz y Justicia (SERPAJ), organismo de Derechos Humanos que preside Adolfo Pérez Esquivel, emitieron un comunicado:

«Expresamos gran preocupación por la represión sufrida por integrantes de la Familia Morales de la Comunidad Indígena la Rinconada de Antofagasta de la Sierra, Provincia de Catamarca, y vemos con preocupación, el accionar represivo dispuesto por la Fiscal Saldaño en turno, en la Fiscalía Gral. de la 3ra Circunscripción de Belén.”

“Sobre todo que no se considere el acceso a la Justicia de los integrantes de esta familia en los términos de la Acordada 4102/09 de la Corte de Justicia de la Provincia, la que aplica las Reglas de Brasilia, en particular las que garantizan el derecho a acceder a la justicia a los Pueblos Indígenas».

«En este sentido, es importante destacar que la Constitución Nacional (art. 75 inc. 17) y el Convenio 169 OIT reconoce el derecho territorial de los Pueblos Indígenas, a pesar de que estos no tengan documentos legales que acrediten la titularidad dominial, dado que los Pueblos son preexistentes al Estado Nación.”

“Respecto del caso de Antofagasta de la Sierra, se produce una situación particular, ya que dicho territorio hasta la década del 70 perteneció al Estado Nacional y posteriormente fue anexado a la Provincia de Catamarca. Por lo tanto no hay pobladores indígenas, como no indígenas que posean título de propiedad. Por ello, es muy preocupante que frente a esta situación de vulneración de derechos no se le haya dado intervención a la Dirección de Derechos Humanos de la Provincia a fin de poder dilucidar la situación de la Familia Morales”

“Los funcionarios judiciales deberían haber adoptado las medidas necesarias con el fin de evitar dicho atropello a los derechos de esta familia, ya que ellos han vivido desde tiempos inmemoriales en el lugar».

«Por último, hacemos responsables a las autoridades sobre la integridad física de las personas que están privadas de la libertad e incomunicadas de manera arbitraria», finaliza el comunicado del organismo de Derechos Humanos.

2 0
Al realizar un comentario ud acepta nuestros Terminos y Condiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


COMENTAR CON FACEBOOK