Nota vista 12 Veces

Gutiérrez tendría una personalidad psicopática y narcisista

Las pericias psicológicas y psiquiátricas serían adversas para el cura acusado de abuso sexual.

Se concretó la audiencia de Prisión Preventiva en contra de Juan de Dios Gutiérrez, el cura acusado a fines de octubre, de corromper y abusar sexualmente de una menor de 16 años. El fiscal Jorge Alberto Flores argumentó las acusaciones y solicitó que el sacerdote espere el resto del proceso en el Penal de Miraflores. Las pericias psiquiátricas y psicológicas habrían sido determinantes, ya que expondrían que el cura tendría una personalidad psicopática y manipuladora. Por su parte, el defensor Guillermo Narváez quiso excusarlo aduciendo que estaba «enamorado” y hasta dispuesto a dejar los hábitos.
La audiencia se realizó ante el juez de control de garantías Carlos Rodolfo Moreno, quien tras escuchar los argumentos de Flores; del defensor de Gutiérrez, Guillermo Narváez, y de los representantes de la querella, Pablo Vera Aráoz y Silvia Barrientos, decidió pasar a un cuarto intermedio hasta el próximo 2 de diciembre, que es cuando se decidirá si el prelado irá al Servicio Penitenciario.
Según se pudo conocer, Flores habría expuesto todo el material probatorio que pesa sobre el sacerdote, haciendo una minuciosa evaluación de todas las pruebas recabadas hasta el momento. En este contexto, trascendió que las pericias psicológicas y psiquiátricas practicadas por los profesionales del CIF a Gutiérrez habrían sido determinantes, ya que hablarían de un trastorno de la personalidad psicopático, en donde se evidenciaría un fuerte narcisismo y capacidad de manipulación. Esto sería lo que habría influenciado directamente sobre la menor, quien mostró una angustia profunda y depresión tras haber sido convencida de una manera casi perversa por el sujeto.
Así, Flores habría señalado la importancia de que el sacerdote espere el resto del proceso privado de su libertad.
«Sin privilegios»
Por su parte, los abogados de la querella, quienes hablaron con EL ANCASTI, manifestaron su conformidad con el alegato del fiscal. Y habrían hecho especial hincapié en que Gutiérrez permanezca en la cárcel de Miraflores «sin ningún tipo de privilegio”. «Sabemos que el sacerdote a diferencia de cualquier otro detenido goza de un régimen de vistas y otros beneficios en la comisaría de Londres donde está alojado”, contaron.
«Existen pericias psicológicas, más 5.000 mensajes por Facebook, whatsapp, cartas, pericias ginecológicas y testigos que demuestran que lo que sucedió en realidad es que este cura, que tiene rasgos perversos y manipula, abusó de su condición y corrompió a la menor. Trató de suplantar a sus padres aprovechándose de que estaban separados, la buscó y se aprovechó se su vulnerabilidad”, explicó Vera Aráoz.

| Enviar por WhatsApp

Al realizar un comentario ud acepta nuestros Terminos y Condiciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.