Mar 30, 2020
259 Veces leida

Internos del Penal de Miraflores confeccionan barbijos

Se indicó que la idea es proveer al personal y colaborar con Defensa Civil y la Policía de la Provincia.

EMirandaSRL

“La caridad es humillante porque se ejerce verticalmente y desde arriba: la solidaridad es horizontal e implica respeto mutuo”, expresó el escritor Eduardo Galeano. En el Servicio Penitenciario Provincial de Miraflores, Capayán, un grupo de internos demuestra, una vez más, la solidaridad a pesar de las circunstancias.

Pese a vivir en un contexto de encierro no lo tomaron con indiferencia y pusieron manos a la obra para ayudar. Daniel Romero, director del Servicio Penitenciario Provincial, comentó que desde hace 15 días, aproximadamente, un grupo del taller de costura trabaja en la confección de barbijos. Hace una semana se entregaron los primeros a la Policía de la Provincia. Tan importante fue la producción realizada, que a mediados de semana esperaban una nueva provisión de tela para continuar trabajando.

“La idea es proveer al personal y colaborar con Defensa Civil y la Policía de la Provincia. Vamos hacer todo lo que sea necesario”, manifestó. Tras varios días de trabajo y una nueva provisión de tela, se confeccionaron varios barbijos pero “no llevamos la cuenta”, aclaró.

El director comentó que, dada la cuarenta en vigencia, las personas privadas de la libertad, tanto en el Penal de Miraflores como en la Unidad Penal Nº 2, donde se aloja a las mujeres, no reciben visitas. “Están preocupados por sus familias pero son conscientes de la gravedad y apoyan la medida del Presidente. Quieren cuidar a su familia y no quieren arriesgarnos a nada”, expresó.

Además, Romero resaltó que, dadas las circunstancias, solamente una treintena de internos había participado el miércoles pasado en un incidente, sobre un total de 502 presos que se encuentran en el Penal. Según el director, el resto de los internos apoya las medidas y busca cuidar a sus familias como así también al personal. “Ellos mismos repudiaron el accionar”, contó.

Otros penales

En los talleres textiles de 14 establecimientos penitenciarios de toda la provincia de Buenos Aires elaboran elementos de protección personal para prevenir enfermedades, como una reacción ante el avance del COVID-19. El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos bonaerense adquirió telas de friselina blanca y la producción se da en penales de La Plata, Florencio Varela, Campana, Sierra Chica, Saavedra, Batán, San Martín y Magdalena. Se estima una producción mayor a los 3.000 por día. Los barbijos serán destinados al autoabastecimiento tanto para el uso de los privados de libertad y del personal penitenciario, así como para familiares y allegados que los necesiten. La finalidad es prevenir el ingreso del virus en las cárceles bonaerenses una vez que culmine la cuarentena total dispuesta por el Gobierno nacional.

Comenzaron con la tarea de producción de barbijos internos alojados en la Unidad 1 Olmos que se calcula confeccionarán cerca de 500 barbijos por día; las internas de la Unidad 8 Los Hornos, realizarán unos 100; en la Unidad 9 La Plata, 500; Unidad 19 Saavedra, 500; Unidad 32 Florencio Varela, 50; Unidad 35 Magdalena, 400, Unidad 46 San Martín, 500; Unidad 50 Batán, 65; y Unidad 51 Magdalena, 300. Además, ya están elaborando barbijos en la Unidad 2 (en este caso en el pabellón de internas trans), 27 y 38 Sierra Chica, 13 Junín y 41 Campana, entre otras. En Chubut, un grupo de reclusos de Puerto Madryn solicitó la posibilidad de contar con lo materiales necesarios para la confección de barbijos. El pedido fue aprobado por la jueza penal Carla Flores, atendiendo el espíritu de colaboración a la comunidad de los internos.

Fuente:elancasti

Seccion:
Catamarca
0 0
Al realizar un comentario ud acepta nuestros Terminos y Condiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


COMENTAR CON FACEBOOK