Jorge Rojas enamoró a todos en el Poncho


17/07/2022|

La segunda noche que presentó la 51° edición de la Fiesta Nacional e Internacional del Poncho 2022 se caracterizó, principalmente, por la ansiedad que generó desde días antes la presencia del cantautor Jorge Rojas, que no sólo colmó las instalaciones del Predio Ferial sino que brindó un show característico en él a partir de un repertorio romántico. Por su parte, los artistas de esta tierra dejaron su impronta con diferentes puestas en escena que tuvieron un gran nivel.

Con canciones nuevas y después de una pandemia, el reencuentro se hizo más intenso, grato y esperado. Todos cantan y bailan sus canciones, no dudan en entregar su alma a ese cantor identificado con el Chaco salteño y que se dedicó desde hace un tiempo a cantar baladas y canciones bien románticas. Entre Espinas y Rosas y No es lo Mismo fueron algunos de los temas elegidos para iniciar su presentación, que recibieron los primeros aplausos de los catamarqueños. Más tarde, su carisma, talento y en especial su cálida voz hicieron el resto. Hubo una inmediata comunicación con el público: “Estoy feliz de estar en Catamarca. Quiero disfrutar de este momento después de un largo rato…”. Todos cantaron, bailaron y hasta se enamoraron al ritmo de las canciones que a su fiel estilo interpretó Jorge Rojas, quedando esa sensación que nunca debe faltar en el Escenario Mayor. Para cerrar su exquisito repertorio eligió No saber de Ti, para despedirse bajo un extenso aplauso.

También supo mantener en alto el clima festivalero el conjunto Destino San Javier, donde Paolo y Bruno Ragone, junto Franco Favini, interpretaron sus clásicas canciones y confirmaron ese proyecto que continúa el legado del Trío San Javier. Los asistentes, en su mayoría mujeres, no dudaron en agolparse frente a ese trío de jóvenes que no sólo despliegan estilo sino también un notable profesionalismo y una visible pasión por el canto. De mil Amores y el infaltable Porqué Será fueron algunos de los temas que el público acompañó a coro y con una marcada ovación al final.

La noche también se caracterizó por el aporte de artistas catamarcanos, que demostraron en la segunda jornada del sábado 16 estar al nivel de las exigencias que propone el principal escenario del mayor festival folclórico de Catamarca. Itatí Álvarez y Fernanda Cruz aportaron el timbre femenino y demostraron su plena vigencia, mientras que Noelia Tula dejó en evidencia su constante crecimiento artístico.

La joven oriunda de la Perla del Oeste y con trayecto nacional puso en escena un exquisito repertorio que incluyó canciones como Coplera del Valle y Esperando el Carnaval, renovando inmediatamente esa conexión con el público, que no dudó en demostrarle su cariño a través de un extenso aplauso. Por su parte, la cantante nacida en el departamento de Pomán cautivó, una vez más, a la gente con su exquisita voz y pese a su juventud continúa demostrando que parece no tener techo en materia artística. Tun-Tun y Andate con quien Quieras fueron algunas de las canciones elegidas para conformar un repertorio autóctono y tradicional en la segunda noche del Poncho 2022.

A su turno, Noelia Tula apeló a aquellas canciones que son un clásico del repertorio folclórico argentino y dejó en evidencia ese talento musical que le permitió ser considerada una de las jóvenes promesas del canto local. Extensos aplausos y una visible ovación se destinaron en particular a estas voces femeninas que acertadamente conformaron la programación artística de la segunda luna.

El color y la fiesta traducida en las danzas típicas de esta tierra estuvo a cargo del ballet que conduce el reconocido bailarín catamarqueño José Pepe Díaz. Esta propuesta se conjugó con lo planteado por las delegaciones de Pomán (con la puesta en escena titulada Colores del Manchao) y Andalgalá, que trabajaron arduamente en mostrar la inconfundible belleza de su cultura y terruño.

El humor estuvo a cargo del humorista Carlos Tapia, quien esta vez apeló a una puesta en escena de corte musical y por la cual le supo sacar contagiosas sonrisas a los presentes.

Un párrafo aparte se merece la puesta en escena realizada por el Coro de Cámara Municipal de San Fernando del Valle de Catamarca, en la que se supo distinguir un trabajo profesional y una visible pasión. Además, Juan Lapacho dejó sobre el escenario mayor su impronta tanguera (María, Oro Gris, y Dos extraños, entre otras), acompañado por notables músicos como José Pepe Santillán y Daniel Rivero.

A su turno, la danza en formato de malambo tuvo su expresión a través de “Malambo Entre los Gauchos”, que mantuvo siempre en alto la fiesta folclórica que se vivió en la segunda noche que expuso la Fiesta Nacional e Internacional del Poncho 2022.

Promediando la noche, al clima festivalero lo aportaron -como es ya una costumbre por esta tierra- los Hermanos Rodríguez y el eximio bandoneonista tinogasteño Kaly Barrionuevo. Zambas, cuecas y chacareras como Señora de la Zamba y Garganta e fierro se transformaron en la base de un repertorio bien festivalero que el dúo conformado por Emilio y Mario Rodríguez ya acostumbró a los catamarqueños en cada escenario en el que dicen presente, promoviendo simpatía, talento y muchas ganas de bailar.

Los aplausos prosiguieron cuando el bandoneonista oriundo de Tinogasta apenas piso el escenario mayor, demostrando que se trata de un artista que mantiene un crecimiento musical constante. Sus composiciones encontraron un inmediato eco en el público, que no duda en disfrutar de su música y de colocarlo entre sus preferidos.




COMENTAR