Kombucha: la bebida recientemente aprobada en Argentina


20/07/2022|

La bebida conocida como “kombucha” fue aprobada recientemente por el Ministerio de Salud de la Nación gracias a una resolución publicada en el Boletín Oficial. De esta forma se establece que, de ahora en adelante será incorporada al Código Alimentario Argentino. Pero ¿de qué se trata esta bebida milenaria con origen asiático?

La kombucha es una infusión gasificada elaborada con azúcar y cultivos de Kombucha. Se trata de un té verde o negro azucarado, que se fermenta con levaduras y bacterias, conocidas como SCOBY (Symbiotic Colony Of Bacteria and Yeast), es decir el hongo. Esta bebida tiene su origen en China, en la época de la dinastía Tsin.

En nuestro país, esta preparación no figuraba en el Código Alimentario Argentino, lo cual no dejaba comercializar en el Registro Nacional de Productos Alimenticios (RNPA) y en el Registro Nacional de Establecimientos (RNE). Desde la cartera sanitaria de la nación, decidieron modificar este aspecto tras considerar que “existen antecedentes de consumo de dicho producto desde la antigüedad, en diversas partes del mundo; especialmente en países asiáticos” y que se trata de “una bebida analcohólica gasificada, obtenida a través de la respiración aeróbica y fermentación anaeróbica de un mosto, compuesto por una infusión de Camellia sinensis y azúcares, a la que se le agrega un consorcio de bacterias y levaduras simbióticas, resultando una bebida ácida y dulce”.

La bromatóloga, Alejandra Manca, es cofundadora de Vitea Kombucha, y colaboró en la gestión para integrar la kombucha en el Código Alimentario Argentino (CAA). “La mentalidad de la gente está cambiando: se dan cuenta que una gaseosa por más de que sea dietética, tiene edulcorantes y otros compuestos que siguen siendo nocivos para la salud. La kombucha es 100% natural. Al ser un alimento fermentado cubre varias cuestiones nutricionales además de ser rica y poder disfrutarla en cualquier momento del día”, aseguró.

Beneficios de la kombucha

Desintoxicación.

Promueve la salud hepática.

Reduce la carga pancreática y hepática.

Mejora la digestión.

Aporta claridad mental y refuerza el estado de ánimo.

Ayuda a prevenir y tratar todo tipo de artritis.

Estimula la respuesta inmunológica y los niveles de energía.

Sobre los aportes al organismo que trae aparejados esta bebida, Manca indicó: “Es naturalmente energizante y antioxidante gracias a los polifenoles contenidos en el té. Además, aporta bacterias y levaduras benéficas para la salud de la microbiota, ayudando a fortalecer el sistema inmune y optimizar el sistema digestivo”.

La kombucha además cuenta con enzimas, ácidos orgánicos, vitamina B y su leve gasificación es natural, gracias a su proceso de fermentación orgánica. “Todo aquel que no quiere tomar alcohol y quiere mantener una vida saludable opta por tomar kombucha en lugar de gaseosas dietéticas”, explica Manca sobre por qué se volvió una tendencia a nival mundial.En cuanto a otras consideraciones que hay que tomar en cuenta, la técnica superior en alimentos advierte que el consumo de esta infusión puede ser contraindicado por prescripción médica o alguna patología en particular. Además, se recomienda consumir una vez al día por su nivel de acidez.

En cuanto a la cantidad, lo ideal es comenzar con solo medio vaso por día. En caso de que no surjan dificultades se puede incrementar el consumo hasta un vaso. Suele tomarse fría y aumenta su efecto probiótico en ayunas. Muchas personas emplean este alimento luego de entrenar, para reponer energía o simplemente para acompañar las comidas con algo fresco.

Fuente: Iprofesional




COMENTAR