Nota vista 7 Veces

Pedirían la nulidad de la declaración de Carrizo

Mañana, en la Cámara de Apelaciones, se realizará una audiencia de apelación desde las 10:00, en el marco de la causa del crimen del docente belicho Héctor Calderón, quien fue asesinado en enero.

En la ocasión, el abogado defensor Roberto Mazzuco pediría la nulidad de la declaración de su asistido, Gabriel “Gabocha” Carrizo, quien está imputado por el crimen, junto a su novia.

Según fuentes judiciales, el pedido de Mazzuco se basaría en que Carrizo declaró en condición de detenido ante el pedido del fiscal Jorge Flores. La defensa, aparentemente, sostiene que Flores no podía ordenar la detención de acuerdo a las facultades que le brinda el artículo 284 del Código Procesal Penal.

En la audiencia, el Tribunal de jueces estará compuesto por Raúl Héctor Da Pra, Juan Pablo Morales y Fabricio Gershani Quesada.

Crónica de un crimen

Cabe recordar, que el cuerpo del docente fue encontrado el jueves 17 de enero a la noche por un sobrino de “Tío Héctor”. Su cuerpo estaba ensangrentado en la bañera del inmueble ubicado en el centro belicho. A los vecinos ese jueves ya les había llamado la atención que pasara más de un día de no tener novedades de Calderón, quien era muy respetado y querido en el departamento por su labor como docente. Había sido director de la escuela N°222 de Londres y también tuvo una destacada labor como gremialista.

Tras el hallazgo, la Fiscalía convocó a personal de la División Homicidios y a peritos de Criminalística. La pesquisa avanzó sobre las últimas horas del occiso y el entorno de Calderón por lo que fueron arrestadas quince personas en primera instancia.

Finalmente, la lista de sospechosos se fue achicando hasta llegar a Horacio Gabriel “Gabocha” Carrizo y su novia, dos jóvenes oriundos de esa ciudad, cuya situación se complicó cuando se conoció que habían realizado compras de prendas de vestir y peluches con el dinero que habría sido robado de la casa del docente. También parte del dinero se encontró en la casa del joven. Además de la plata se habían robado el teléfono celular de la víctima que luego fue encontrado quemado en una estufa.

La autopsia confirmó que el docente falleció a raíz de los politraumatismos en el cráneo y estiman que su muerte se produjo unas 36 horas antes al hallazgo del cuerpo.

El fiscal Flores imputó a la pareja por el delito de “homicidio doblemente agravado por alevosía y para facilitar, consumar y ocultar otro delito para asegurar el resultado y la impunidad (criminis causa)” y “robo en concurso ideal”.


| Enviar por WhatsApp

Al realizar un comentario ud acepta nuestros Terminos y Condiciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.