Jun 23, 2015
277 Veces leida

Podría aumentar la carne por una disputa entre empresas

Podría aumentar la carne por una disputa entre empresas

Los frigoríficos acusan a las curtiembres de bajar a la mitad el precio de los cueros, mientras que sus costos crecen un 30%.

Los precios de la carne vacuna podrían comenzar a subir en las próximas semanas y los responsables serían, paradójicamente, los funcionarios que se ocupan de evitar que algo así suceda, comenzando por el secretario de Comercio, Augusto Costa. Lo advirtieron ayer dirigentes de la industria frigorífica, que dijeron verse perjudicados por ciertos “oligopolios” que crecieron a la sombra del gobierno, en especial el de las curtiembres.

El asunto es sencillo: la mayor parte de la industria “consumera” (la que atiende el mercado doméstico) no cobra dinero por su trabajo, pues la faena se paga en “especies”. El matarife se lleva la carne y le cede al frigorífico los subproductos: el cuero, las menudencias y el sebo del animal. La planta los vende y retribuye al que le llevó los animales. En la jerga se llama “recupero”. Lo que está sucediendo ahora es que esos productos están bajando peligrosamente de precio, mientras que el ganado y otros costos no dejan de subir. La industria amenaza trasladar todo al consumidor.
“Hace 60 días el importe del recupero era de 5,20 pesos por kilo gancho y hoy es de 3,50 pesos. Son 1,70 pesos que el matarife recibe de menos, que serán trasladados al carnicero, que no los podrá absorber y los trasladará al público”, advirtió Miguel Schiariti, de la Cámara de la Industria de la Carne (CICCRA), que arriesgó que la carne subirá “entre 5 y 10 pesos por kilo, según el corte”.
FIFRA, otra entidad del sector, también se quejó de la baja del “recupero”, mientras suben los costos cerca del 30% anual. Pero estimó que será muy difícil trasladar todo ese desajuste al consumidor, ya que “tiene una importante pérdida del poder adquisitivo y cuenta también con la alternativa de sustitutos más económicos, como el pollo o el cerdo”. En ese contexto, evaluó que “la única alternativa para la industria es achicarse para sobrevivir”.
Entre los subproductos que conforman el recupero, ha sido notable la caída de los valores del cuero, que hace un año rondaban los 15 pesos por kilo, arrancaron 2015 en 13,50 pesos y ahora se ubican en 10 pesos. Aquí los empresarios frigoríficos hablan de un “oligopolio” permitido por las autoridades. En rigor, Costa -el responsable de velar por los precios- estuvo reunido con los curtidores, que le habían anticipado esta rebaja de los cueros.
El desplome de ingresos, de más del 50%, encuentra a los frigoríficos con costos subiendo. El kilo vivo de novillo en Liniers pasó de 15 a 17 pesos desde junio de 2014 a la actualidad. Según Schiariti, en los próximos meses el mercado sentirá mayor presión, pues “se notarán los 450.000 terneros menos de la zafra del año pasado por la inundación en la Cuenca del Salado”.

Palabras Claves:
·
Seccion:
El País
0 0
ATENCION: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Ademas, en este espacio se representa la opinion de los usuarios y no de londreshoy.com.ar, los textos que violen las normas establecidas para este sitio seran eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decision del editor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


COMENTAR CON FACEBOOK