Por violenta revocaron la prisión domiciliaria a condenada por homicidio

Noelia Gabriela Baigorria (32), quien en marzo de 2010 fue condenada por a la pena de 22 años de prisión por el homicidio de un policía, volvería a la cárcel de Mujeres de Catamarca luego de que se le revocara el beneficio de prisión domiciliaria por un episodio de violencia familiar que habría tenido como víctima a su pareja.

La mujer se encontraba bajo la modalidad de arresto en su vivienda en la localidad de Londres, Belén, y allí se habría producido el hecho de violencia. Su pareja, precisamente, se encontraba con el cargo de “cuidador” de la condenada.

De acuerdo a lo informado, por un lado, Baigorria había violado las condiciones de la privación de su libertad, ya que en varias ocasiones había sido sorprendida fuera del inmueble en el que supuestamente permanecía confinada, pero tras la denuncia de violencia efectuada por su pareja, esto quedó en conocimiento del Juzgado de Ejecución Penal, que al revocarle el beneficio, podría trasladarla y alojarla en el Servicio Penitenciario Femenino.

De todas maneras, la medida judicial podría ser apelada por la defensa de la mujer y aún resta conocer esas instancias posteriores para que el traslado tenga efecto.

Condenada

Los hechos por los que Baigorria fue condenada ocurrieron el 18 de junio de 2008. Según se reflejó en coberturas periodísticas de 2010 -cuando se llevó a cabo el juicio- el expolicía David Vicente Ortega (50), junto a la mujer y su cómplice, Luis Miguel Coronel, fueron al dique El Jumeal a bordo de un Renault 11 propiedad de la víctima.

La joven, en ese momento de 20 años, mantenía una relación amorosa con el expolicía y presuntamente como parte de un juego amoroso, le amarró las manos con los cordones de sus propias zapatillas.

Luego, con la ayuda de Coronel, empujaron a Ortega al espejo de agua y éste, al encontrarse con las manos atadas y el agua a la altura de la cintura, quedó indefenso. La situación habría sido aprovechada por Baigorria y Coronel para golpear al hombre en la cabeza con una piedra de grandes proporciones, lo que le provocó un traumatismo de cráneo. El expolicía quedó inconsciente y se ahogó en ese lugar.



COMENTAR