Nota vista 78 Veces

Reactivación e inversión social, las principales claves del Presupuesto 2021

El próximo martes, el ministro de EconomíaMartín Guzmán, llevará el Presupuesto 2021 al Congreso, para que empiece el debate legislativo de la llamada «ley de leyes». El proyecto prevé una recuperación de la economía, aunque seguirán las cuentas en rojo, con un déficit del 4,5% del PBI, lo que, comparado con el 12% de caída de la economía durante este año -coronavirus mediante-, implica un rebote importante.

La Ley de Presupuesto, que regula cuáles serán los gastos del Estado el año que viene y a dónde se destinarán los recursos, contiene el 60% de sus partidas destinadas a asistencia social.

Aunque la pandemia comience a ceder el año próximo, el Estado estima que tendrá que seguir asistiendo a millones de argentinos. Hoy, más de 11 millones de personas dependen de la asistencia estatal para subsistir y satisfacer sus necesidades básicas de alimentación, higiene, vivienda y salud.

Será el primer presupuesto de la gestión de Alberto Fernández que pase por el Congreso: durante 2020 no hubo Presupuesto y se hicieron enmiendas al de 2019 para que el Estado siguiera funcionando.

Los objetivos

Entre otras variables claves de la economía, el Presupuesto proyecta un dólar oficial en torno a los 101 pesos para fin del año próximo (una suba del 25%) y una inflación en torno al 28%, contra el 32% que se esperaba para el año en curso.

En materia de deuda externa, el gobierno logró patear para más adelante el grueso de los vencimientos que tenía que pagarles a los bonistas, aunque la cuestión con el Fondo Monetario Internacional ( FMI), una deuda de 57.000 millones de dólares que surgió durante la gestión anterior, aún no está resuelta.

Estos pagos externos, la recuperación o no de la economía y en qué medida la pandemia perderá fuerza son factores que determinarán el futuro próximo del país, más allá de la letra fría del presupuesto que comienza a rodar en el Congreso.

El Presupuesto regula ingresos y gastos del Estado: del lado de los gastos, la cosa está más o menos clara. Lo que es más complejo predecir son los ingresos y, en este sentido, habrá que ver si el gobierno impulsa la tan prometida reforma impositiva.

Si bien no está claro cuándo ni cómo llegará la reforma de impuestos, sí hay una precisión: la carga impositiva aumentará en mayor proporción para los sectores de más altos ingresos.

Números y política

Por supuesto que la discusión parlamentaria del Presupuesto excede el debate respecto de los números, y dónde se invertirá el dinero público. La oposición considera que la reforma judicial y el Presupuesto son las dos leyes fundamentales donde debe dar un duro debate, en un escenario político caldeado, además, por la decisión del Poder Ejecutivo de restarle recursos de coparticipación al gobierno porteño.

El martes comenzará el primer escenario de cruce ente oficialismo y oposición luego de una semana caliente, donde Mauricio Macri, de regreso al país, empezó a levantar el perfil y Horacio Rodríguez Larreta llevará al gobierno nacional ante la Corte Suprema. Es en este clima de «puentes detonados», como lo definió un intendente de Juntos por el Cambio, que comenzará el debate del Presupuesto.


| Enviar por WhatsApp

Al realizar un comentario ud acepta nuestros Terminos y Condiciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.