Jun 11, 2019
182 Veces leida

Sangriento crimen del diácono en Temperley

Se trata de jóvenes de 19 y 20 años que son vecinos del barrio y admitieron conocer a la víctima fatal. ¿Qué hipótesis cobró fuerza entre los investigadores?

En la investigación que se lleva adelante por la muerte del diácono Guillermo Luquín, asesinado el pasado domingo en su casa de la localidad bonaerense de Temperley, dos jóvenes de 19 y 20 años fueron detenidos por efectivos policiales de la Dirección Distrital de Investigaciones (DDI) de Lomas de Zamora.

Los chicos fueron capturados cerca de las 5 de la mañana de este martes en el cruce de las calles Iriarte y Joaquín V. González del citado distrito. Ambos, identificados como Roberto Javier Céspedes y Leonel Iván Martínez, quienes según voceros son pareja, están acusados de ser los autores materiales del crimen del integrante de la parroquia Nuestra Señora del Carmen de Lomas de Zamora. En tanto, la investigación quedó a cargo de la fiscalía N° 6 de Lomas de Zamora.

Fuentes investigativas indicaron que los sospechosos son vecinos del barrio y ambos reconocieron que tenían un contacto habitual con la víctima, una versión que refuerza la hipótesis que investiga la policía sobre un crimen pasional. “Están sospechados de ser los autores materiales del crimen”, señaló una fuente.

En cuanto a la investigación, durante las pesquisas se determinó los ingresos de la casa del diácono no habían sido forzados y en su interior, todo estaba en orden a excepción de la habitación principal, donde estaba el cuerpo. Incluso, los investigadores encontraron dos vasos con gaseosa, otro indicio que apuntaba a que Luquín conocía a la persona que lo mató.

Las huellas dactilares (serían seis en total) que levantaron de los vasos podrían ser claves para esclarecer el crimen que conmueve a a toda la comunidad Carmelita. En tanto, la última persona que había chateado con el diácono a través de Messenger horas antes de que fuera asesinado, declaró y recuperó su libertad.

Los datos de la autopsia indican que el occiso fue golpeado con brutalidad en la cabeza y sufrió una fractura de cráneo. Además, lo apuñalaron cinco veces, una de ellas en el cuello. La herida en la arteria carótida fue la que le causó la muerte. A raíz del crimen, se decretó un día de duelo en el Instituto Nuestra Señora del Carmen de Lomas de Zamora, al que pertenecía Luquín, por lo que el lunes no se dictaron clases.

Los dos jóvenes luego de ser detenidos.
Palabras Claves:
Seccion:
El País · Policiales
0 0
ATENCION: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Ademas, en este espacio se representa la opinion de los usuarios y no de londreshoy.com.ar, los textos que violen las normas establecidas para este sitio seran eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decision del editor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


COMENTAR CON FACEBOOK