Nov 3, 2019
215 Veces leida

Según una pericia, la denunciante sufrió «daño psicológico»

El informe de la psicóloga de parte fue presentado ante la Fiscalía en la ciudad de Belén. En la pericia no se advierten signos de «fabulación».

Según el informe elaborado por la psicóloga de parte, la joven que denunció al cura Moisés Pachado, por los abusos sexuales cometidos en Hualfín, sufrió «daño psicológico» y agregó que su estado actual está vinculado a los ataques padecidos en su niñez.

La pericia fue presentada el pasado viernes a la mañana en el edificio de la Fiscalía de la Tercera Circunscripción Judicial, ubicada en la ciudad de Belén. Los abogados Sebastián Ibáñez y Bruno Jerez entregaron el informe a la fiscal subrogante, Verónica Saldaño, puesto que el fiscal titular, Jorge Flores, se encuentra de licencia.

El informe elaborado por la psicóloga Isabel González señala que «se evidencia la existencia de daño psicológico» que provocó en el pasado y en el presente «detrimento, perjuicio, menoscabo y dolor».

A su vez, la profesional expresó que «no presenta elementos de fabulación ni confabulación» y agrega que habría estado en «gran indefensión» tras el suceso cuando su familia ni el pueblo la respaldaban.

La psicóloga se refirió a que la víctima presenta «conductas y pensamientos de reexperimentación del trauma» y que el relato es «coherente» y «organizado».

El mes pasado la víctima se presentó en el Cuerpo Interdisciplinario Forense (CIF) para someterse a las pericias psicológicas ordenadas por el fiscal de la causa. En igual sentido lo hizo el imputado Pachado, a quien le realizaron pericias psicológicas y psiquiátricas.

Esto ocurrió el pasado 11 de octubre y motivó las críticas de Roberto Mazzucco, defensor del religioso, quien pediría la nulidad del procedimiento, ya que sostuvo que el perito propuesto por esa parte no pudo participar del procedimiento. El motivo había sido que el CIF no había sido notificado a tiempo de la intervención del profesional.

«Vamos a plantear nulidades», aseguró Mazzucco.

El caso

Pachado está imputado por los delitos de «abuso sexual con acceso carnal» y «abuso sexual simple», en ambos casos agravado por ser «ministro de un culto religioso». Los hechos habrían ocurrido entre 1997 y 2000, cuando la víctima residía en el departamento Belén y colaboraba con las actividades de la parroquia en Hualfín.

Finalmente, en diciembre pasado la víctima se presentó en Belén para hacer la denuncia penal. Días antes lo había realizado en su cuenta de Facebook.

Meses después la defensa de Pachado presentó un pedido de prescripción el cual fue rechazado por la Justicia de Belén y por la Cámara de Apelaciones, ya que al no haber imputación, no se podía analizar el planteo. Finalmente, Pachado fue imputado a principios de octubre.

Palabras Claves:
·
Seccion:
Belén
0 0
ATENCION: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Ademas, en este espacio se representa la opinion de los usuarios y no de londreshoy.com.ar, los textos que violen las normas establecidas para este sitio seran eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decision del editor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


COMENTAR CON FACEBOOK