Ago 27, 2019
491 Veces leida

Un camino para El Tolar

Clave para la integración de la civilización incaica fue la formidable red caminera del Tahuantinsuyo (Qhapaq Ñan o Inka naani en quechua), un sistema vial basado en dos ejes longitudinales que lograba comunicar las principales comunidades situadas tanto en el sector de la cordillera de los Andes como en la zona costera del Océano Pacífico.

Aquella red supo alcanzar, a la llegada de los conquistadores, los 30.000 kilómetros. Han pasado desde entonces cinco siglos, el último de los cuales jalonado por el extraordinario desarrollo de la tecnología y la ingeniería. Sin embargo, numerosas comunidades del Noroeste argentino, mayoritariamente integradas por descendientes de aquellos pueblos originarios, padecen las consecuencias del aislamiento, que los priva de derechos básicos o restringe su acceso, por la ausencia de caminos que los conecten con las localidades con mayor desarrollo de infraestructura pública o servicios.

Una de ellas, situadas en Catamarca, logró en los últimos días visibilidad nacional por iniciativa de una estudiante oriunda de Bragado, provincia de Buenos Aires, que inició una campaña denominada «un camino para El Tolar». El Tolar es un paraje donde viven 17 familias ubicado en el departamento Belén, distante a 30 kilómetros del pueblo más cercano, La Soledad. La única manera de llegar o salir de él es caminando o a lomo de mula. Si bien se empezaron el año pasado los estudios de factibilidad para su construcción, hasta el momento no hay avances en el proyecto.

«Hola! Soy Martina Yannone, alumna de 6to año de secundario y junto con mi profesora Isabel Gallina pedimos por la escuela número 474 del paraje El Tolar, departamento Belén, Catamarca. Las necesidades son muchas, pero lo primordial sería un camino, por eso armé esta petición para pedirle al Gobierno provincial un camino por el que puedan circular vehículos que conecte El Tolar con La Soledad», escribió la adolescente en sus redes sociales.

No es, por cierto, un caso excepcional. Son cientos los parajes del territorio provincial que se encuentran en la misma problemática. En este caso, adquirió trascendencia nacional porque de la campaña se hicieron eco personas de renombre a nivel nacional, como por ejemplo los integrantes del grupo Los Tekis. Pero podría haber muchas campañas de «un camino para…».

Muy difícil resulta para los habitantes de las ciudades, o incluso de localidades conectadas a otras a través de caminos, imaginar las dificultades que los habitantes de estos parajes virtualmente aislados del resto del mundo deben enfrentar a diario, por ejemplo, en caso de alguna enfermedad. Pero también son muy importantes las restricciones que padecen los niños o jóvenes de esos lugares para proyectar un futuro diferente, mejor del que hoy tienen.

Ni en los tiempos precolombinos ni mucho menos en la actualidad, la red vial como factor de integración de los pueblos puede ser objeto de discusión. Lo que falta discutir son las prioridades en la asignación de recursos de inversión para lograr que estos propósitos, finalmente, después de tanto tiempo, se vayan concretando.

Fuente:elancasti

Palabras Claves:
0 0
ATENCION: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Ademas, en este espacio se representa la opinion de los usuarios y no de londreshoy.com.ar, los textos que violen las normas establecidas para este sitio seran eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decision del editor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


COMENTAR CON FACEBOOK