Un cumpleaños terminó en medio de una fuerte balacera


18/07/2022|

Un verdadero día de furia se vivió en el barrio Sarmiento de la ciudad santiagueña de La Banda, cuando integrantes de dos bandas antagónicas, protagonistas de otros sangrientos hechos, nuevamente se enfrentaron a tiros con “tumberas”, de forma desmedida y no se salvaron ni los perros.
Mientras el Dr. Álvaro Yagüe trabajaba para establecer fehacientemente cómo sucedieron los hecho y poner tras las rejas a todos los violentos, se supo que todo comenzó minutos antes del mediodía del sábado cuando Norma (50) celebraba su cumpleaños.

La mujer había decidido pasar un mediodía ameno con sus hijos en su casa de calle Tucumán casi Pedro León Gallo, pero en minutos todo se convirtió en un infierno. Su casa recibió una verdadera “lluvia” de perdigones.

“Rulo” Vega y uno de sus hermanos —desde una motocicleta en movimiento— abrieron fuego contra el inmueble donde se llevaba a cabo la fiesta. Mientras gritaban: “los vamos a matar a todos y les vamos a prender fuego”, los salvajes se dieron a la fuga del lugar.

Como suele pasar cada vez que una banda “le moja la oreja” a la otra, los “ofendidos” responden. Por ello, los hijos de la cumpleañera no dudaron un segundo, se “armaron”, y salieron en busca de revancha.

Al parecer “Los Corianos” —hijos de Norma, la cumpleañera— antes habían intentado asaltar a un integrante da la banda de “Los Vega”.

El escenario de la balacera y del enfrentamiento entre los salvajes fue la esquina de Elordi y Canal ya que hasta ahí corrieron “Los Corianos” para vengar el ataque que sufrió su madre. Por más de 15 minutos intercambiaron disparos con “tumberas”.

El correr de mujeres y varones era incesante en ese momento. Los perros también defendían a sus “amos” y quedaron en medio del fuego cruzado. Los vecinos, temiendo ser víctimas, pidieron ayuda desesperados a la policía.

El móvil de la Comisaría 13 acudió al lugar de inmediato para evitar una tragedia. A pesar de sus acciones por persuadir a los violentos no lograron detener el enfrentamiento y quedaron en medio de la “línea de fuego”.

Disparos, palos, y ladrillos impactaron en el móvil policial. Los uniformados atrincherados en su interior solicitaron ayuda. Sus pares de la División Prevención de la Departamental 4 acudieron al pedido.

Tras varios disparos con balas anti tumultos, y corridas lograron que la calma volviera al lugar. El saldo de la batalla campal se vio después cuando los heridos comenzaron a “caer” en el Centro de Salud Banda.

Ya cerca de las 15.30, una joven —de apellido Rodríguez, de 20 años— ingresó al CIS con un disparo de arma de fuego en la cara. La víctima contó que estaba sentada en la vereda de la casa de su amiga (de apellido Vega), en Elordi y Canal, cuando un grupo de personas llegó y comenzó a hacer disparos. Por fortuna sus heridas no revestían gravedad.

Ya durante la mañana del domingo, quien ingresó al CIS fue Franco Díaz —integrante de Los Corianos— quien había pasado la noche herido pero no aguantó más el dolor. Tenía dos orificios de bala en ambos muslos, por lo que de inmediato fue asistido.

 

Fuente. El Liberal




COMENTAR