Sep 9, 2016
243 Veces leida

Una madre, después de 26 años…

Publicado por

Este pasado jueves se cumplieron 26 años del asesinato de María Soledad Morales, un hecho que marcó  un antes y un después en Catamarca, por sus repercusiones sociales, políticas e institucionales y que tomó gran trascendencia nacional. El catamarqueño no estaba acostumbrado a este tipo de cosas…María Soledad tenía 17 años.

Las marchas del silencio fueron el emblema del permanente pedido de Justicia de todo un pueblo y se transformaron inclusive, en una nueva forma de reclamo.

Es importante no perder la memoria y proyectar aquel terrible hecho de los años 90, como una referencia preventiva para nuestros jóvenes actuales.

Pasaron unos cuantos años para que se comience a hablar de violencia de género y de femicidio y no hace mucho hubo varios casos de tremendos crímenes contra mujeres en nuestra provincia…

Pero no es nuestra intención pretender analizar el terrible hecho policial y judicial que sacudió a toda nuestra sociedad,  que en sí mismo fue complicado, con muchas idas y vueltas , con muchas situaciones muy cuestionables, que merecieron las más duras criticas de medios nacionales, que derivó en la intervención federal a la Justicia de Catamarca, luego a la Legislatura y finalmente al Gobierno de entonces..

Aun hoy,  y a pesar de que hubo condenados, las dudas acerca de lo realmente ocurrido, con todas sus derivaciones, como decíamos sociales, institucionales y políticas, se mantienen.

Nos pareció que lo que sí cobra relevancia es prestar atención a la madre de la joven, Ada Morales, quien fue una permanente luchadora buscando justicia por lo ocurrido a su hija, porque golpeó todas las puertas y participó de todo tipo de manifestaciones y que su intuición de madre, aun hoy y transcurrido más de un  cuarto de siglo le permite tener su propia posición frente a los hechos.

Ada Rizzardo de Morales, aparte, sufrió hace muy poco, la pérdida de su marido, Elías Morales, quien silenciosamente participó con ella en todas las situaciones que comentábamos y que obviamente tenían que ver con la muerte de María Soledad.

En declaraciones realizadas en la mañana de este pasado jueves Ada Expresó:

“El tema del encubrimiento es una deuda pendiente que quedó. Jamás nadie quiso investigar. Es como yo siempre digo: condenaron a dos y con eso parecía que se terminaba todo, pero nosotros seguimos  luchando siempre, para que se siga investigando…”

“Como mamá, siempre me llamó la atención que pasaron dos años y no nombraban un Juez…”

“Lo nombraron después al Dr. Palacios, del Juzgado Número dos de Instrucción y tampoco se hizo nada

“Luego hubo un Juez que ya no está entre nosotros, que insistió, recogía testimonios, pruebas, había logrado muchas cosas, pero no le dieron importancia al tema del encubrimiento. No se siguió nunca esa línea  para saber que pasó”

“Hubo 33 falsos testimonios”, dijo Ada.

“La investigación a los bomberos que lavaron el cuerpo de mi hija (borrando pruebas de improntas en el mismo que tenía terribles agresiones y mutilaciones), los policías que ya están absueltos…” “Es como si todo hubiera estado hecho a propósito”.

Coincidió Ada Rizzardo con la pregunta del periodista de si hubo amenazas para el que quisiese hablar y hubo silencios de cómplices del poder…

Luego hizo mención de testimonios importantes de personas,  los cuales muchos no constan en el expediente.

“Se decía que se investigaba pero había amenazas o se trataban de cambiar las declaraciones para que nunca se supiera lo que pasó con nuestra hija” expresó la madre de María Soledad.”

“Nosotros (refiriéndose a ella y a su marido) escuchamos testimonios de personas que nunca fueron citados”

“Tuvimos que aguantar, tolerar, amenazas y presiones, la calumnia que se levantó contra ella.” “Fue algo tremendo para justificar lo más horrible que puede haber pasado”…

Comentó luego que en la Iglesia Nuestra Señora de La Merced se iba a oficiar en la noche de este pasado jueves, una misa por los 26 años de la muerte de su hija y por el mes de fallecimiento de su esposo Elías.

“Sé que ellos, desde el más allá, me darán luz y fuerza, para poder yo seguir de pie y seguir defendiendo siempre a mi hija”

“Elías era una persona que poco hablaba, pero el sufrimiento de él era interior, porque dejó a su hija esa noche, en el lugar donde iba ser la elección de la reina que organizaba el 5to A de ese momento, toda bien arregladita, contenta, feliz y después tener que ir a reconocerla a la morgue (el estado del cuerpo de la menor era terrible…), pero jamás me dijo Elías, sobre el estado en que estaba. Lo único que me dijo: le cortaron hasta las uñas…”

De todas maneras, Ada, supo, luego, por los medios y por gente amiga que iba a las audiencias,  todo lo que le hicieron al cuerpo de María Soledad…

“Dios mío, pobre Elías lo que ha tenido que pasar”… “eso fue haciendo en él estragos en su pensamiento, en su cuerpo, y por eso no pudo resistir”.

 

“Yo les quiero decir a todos los jóvenes que no conocen de lo que pasó en el año 90, que piensen un  momento y recapaciten, porque no hay dolor más grande para una madre que perder a su hija o hijo, y para mi esposo que ya no está, también”…

Fuente:catamarcaya

Palabras Claves:
Seccion:
Catamarca
0 0
ATENCION: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Ademas, en este espacio se representa la opinion de los usuarios y no de londreshoy.com.ar, los textos que violen las normas establecidas para este sitio seran eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decision del editor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


COMENTAR CON FACEBOOK