Nota vista 4 Veces

Una niña belicha lucha por vencer una enfermedad crónica

Una niña belicha lucha por vencer una enfermedad crónica

Valeria Ferrin fue trasladada el 29 de octubre del año pasado del departamento Belén al hospital de niños Eva Perón por una insuficiencia renal crónica. La enfermedad y la falta de diagnósticos precisos y tratamientos adecuados en el departamento de residencia obligaron a que arribara a la Capital junto a su madre.

Luego de cinco meses, fue dada de alta y debió alojarse en el hogar San Juan Bautista para continuar con las sesiones de diálisis.

El avance de la enfermedad le generó una importante pérdida de peso, por lo que se le diagnosticaron signos de raquitismo renal percentilio 3, llegando a pesar 17 kilos el año pasado, valor que ascendió a 28 por estos días tras los tratamientos recibidos y la mejoría general de su estado de salud.

El equipo técnico del hogar explicó y comprobó -con los informes del profesional que lleva adelante el tratamiento- que “obtuvo una mejoría en el peso y talla, avances en la recuperación de su motricidad -cuando llegó a la ciudad se trasladaba en sillas de ruedas, ahora camina- y en su estado de ánimo”.
“Tal es así que en los próximos días podrá asistir a la escuela, uno de sus grandes deseos”, comentaron.

Por estos días, el principal propósito del cuerpo médico y equipo técnico del hogar es trabajar en conjunto para que Valeria pueda recibir el trasplante.

“El Centro de Ablación es desde donde se informará sobre la posibilidad de un trasplante y su ingreso en la lista de espera”, dijeron. Las condiciones físicas, hormonales y emocionales serán factores fundamentales para el progreso en la salud de la niña.

Durante su permanencia en la ciudad, las trabajadoras sociales del San Juan la incorporaron en un programa de alfabetización, curso de pintura e inscribieron a la madre de la niña para que sea adjudicataria de una vivienda y pueda trasladarse con su familia a la Capital.

Ana, madre de la niña, expresó a El Esquiú.com: “La veo bastante mejor, ha tenido muchos progresos desde que vinimos de Villa Vil; los médicos y todo lo que hace la ayudan mucho. Ella tiene muchas ganas de mejorarse y poder ir a la escuela, es una niña muy buena y con muchas ganas de aprender”.

En relación con los trascendidos ayer sobre la salud de Valeria y las condiciones de atención en las que se encontraba, integrantes el equipo técnico señalaron: “Nos duele mucho que se digan tantas cosas sin tener en cuenta a la nena, nosotros trabajamos permanentemente con ella como con todos los residentes del hogar”.


| Enviar por WhatsApp

Al realizar un comentario ud acepta nuestros Terminos y Condiciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.