Oct 3, 2017
373 Views
0 0

“Yo encontré a mi hija sin ayuda de la Policía, que no se feliciten”

Publicado por

La joven de 18 años que llegó ayer, se encuentra en su hogar y en buen estado de salud.

Los padres de Georgina acompañados por su representante legal brindaron una conferencia ayer a la tarde.

Georgina Añez Cativa (18) arribó ayer a la mañana a Catamarca luego de, presuntamente, haber sido víctima de una red de trata de personas, que la habría hecho viajar a Buenos Aires con falsas promesas de trabajo para someterla a la prostitución. Su madre, Claudia, en diálogo con los medios, fue dura en cuanto al accionar del Estado provincial, la Justicia y la Policía, tanto de Catamarca como de Buenos Aires, ya que asegura que absolutamente nadie la ayudó a rescatar a su hija y debió encarar esta tarea sola, arriesgando su vida.
“Yo encontré a mi hija sin ayuda de la Policía. La Policía nunca hizo nada para encontrarla, fui yo. La encontré en la Villa 31, así que ahora no se estén felicitando, porque es mentira. Ni siquiera una ayuda nos dieron como para llevarnos o hacer algo por nosotros. Fue la ayuda de Dios la única que recibimos y por eso hoy Georgina está con nosotros”, expresó conmocionada al bajar del colectivo que la trajo desde Capital Federal. 
La mujer, asimismo, cuestionó a la Policía porteña, que en el momento en que les pidió que la acompañen al interior de la villa a buscar a su hija se habrían negado aduciendo que la zona es extremadamente peligrosa. “Tienen miedo de  entrar. ¿Para qué tienen ese uniforme puesto? ¿Ellos como delincuentes pisan más fuerte que ustedes?, es lo que les pregunté”, manifestó la mujer, indignada ante la situación que le tocó enfrentar.

Conferencia

En horas de la tarde, la madre de la joven que estuvo desaparecida por más de 10 días, acompañada por su marido y su representante legal, la abogada Sofía Reyes, brindaron una conferencia para dar a conocer paso a paso cómo fue la situación que les tocó vivir y aclarar que no recibieron ayuda alguna por parte de las autoridades correspondientes.
La letrada, en diálogo con El Esquiú.com, a su vez, negó que la familia hubiese recibido asistencia por parte de la fundación “María de Los Ángeles”. “Tanto los viajes como el alojamiento y todos los gastos que tuvieron fueron financiados por ellos. Nadie les prestó ayuda y tuvieron que utilizar dinero de un préstamo que habían sacado con otros objetivos”, explicó Reyes. 
Asimismo, la abogada indicó que “fue una búsqueda en primera persona, porque la Policía de allá aseguraba no había recibido el exhorto desde Catamarca para actuar, lo que recién se habría concretado el último sábado 29. Ellos no iniciaban el protocolo de búsqueda. La familia tampoco pudo nunca acceder a las cámaras de la Terminal de Retiro por estas causas”, explicó.
“Hubo muchas demoras e inoperancia, incluso a Georgina no se le hizo un examen médico o ginecológico desde que llegó, en Buenos Aires; sólo le ofrecieron ingresarla a un refugio, pero la madre se negó, considerando que era mejor traerla a su hogar”, manifestó.
La abogada relató que la mamá de Georgina ingresó en numerosas ocasiones a la peligrosa villa, haciéndose pasar como alguien del lugar y enfrentando todo el peligro que ello conlleva -ni siquiera los efectivos policiales querían ingresar de noche- y en una sola ocasión habría sido acompañada por personal de la Brigada de Investigaciones de Capital, aunque no tuvieron resultados positivos.
“Ella fue siguiendo pistas y recibió un mensaje clave en el que acordaron un lugar en que entregarían a Georgina, pero en esa ocasión los policías se negaron a ingresar, pese a que ya existía una orden judicial. Esperaron afuera y le dijeron que se contacten telefónicamente”, expresó.

Prevención

“Nos parece importante que se esclarezca lo que ocurrió con Georgina para prevenir que suceda otro caso similar”, explicó la abogada.
Cabe mencionar que la adolescente viajó por su propia voluntad a la Capital porque le aseguraron que trabajaría como modelo, pero al llegar se dio con que se trataba de un engaño, ya que le habrían suministrado estupefacientes y mantenido encerrada, presuntamente, para ser explotada con fines sexuales.

“Moneda corriente”

La abogada explicó que para la Policía porteña el caso de Georgina “era moneda corriente para ellos. Hasta este último sábado no hicieron nada y finalmente pusieron algunas fotos en distintas partes. Todo fue obra de Claudia, que arriesgó su propia integridad física para dar con su hija ingresando a la villa una y otra vez”.

Palabras Claves:
Seccion:
Catamarca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.